Despliega el menú
Aragón

Los diputados aragoneses del PSOE reconocen su "bochorno" y confían en reconducir la fractura del partido

Los cuatro parlamentarios del Congreso trasladan su "tristeza" por lo sucedido en el comité federal y hablan de "desgarro". La mayoría estrenó escaño tras el baile de sitios que ha provocado la dimisión en bloque de la ejecutiva federal socialista.

Distribución de los diputados del PSOE en el Congreso
Distribución de los diputados del PSOE en el Congreso
Enrique Cidonche

Fue el día de hacer balance, sentarse en sus nuevos escaños y "empezar a mirar al futuro". Los cuatro diputados que tiene el PSOE-Aragón en el Congreso coincidieron ayer en trasladar su "consternación" y "tristeza" por la forma en que el partido ha afrontado su crisis interna. Todos –Susana Sumelzo, Ignacio Urquizu, Gonzalo Palacín y Oscar Galeano– tienen una visión muy negativa del comité federal que celebraron el pasado sábado, pero a la vez –aunque en diferentes grados– aseguraron que aún es posible salir del atolladero en el que se han metido.

Los cuatro estaban citados a las 12.30 con el nuevo presidente de la gestora del PSOE, el asturiano Javier Fernández, en una reunión en la que su líder de transición buscó cerrar heridas y empezó a abrir el camino a la abstención. El turolense Ignacio Urquizu fue el único aragonés que intervino en la reunión. Según fuentes del PSOE, planteó, entre otras cuestiones, la necesidad de evitar unas terceras elecciones.

Ya tras el encuentro, una vez empezado el pleno, Urquizu reconoció que todos los diputados del PSOE están "consternados" con lo sucedido la última semana. Es un momento de bastante tristeza, de los peores en estos 40 últimos años". "Se ha producido un fuerte desgarro", comentó.

El diputado turolense planteó que ahora al PSOE le toca "decidir si queremos terceras elecciones o no". Además, pidió claridad al resto de los partidos. "Si quieren volver a votar, que lo digan".

Urquizu señaló que, aunque el objetivo sea evitar que se tengan que celebrar terceras elecciones, "para los socialistas aragoneses lo más importante es preservar el Gobierno de Aragón, que la decisión que se tome no afecte a la gobernabilidad de la Comunidad", resaltó.

"Un punto de inflexión"

El diputado por Zaragoza, Oscar Galeano, planteó que el PSOE se tiene que parecer parezca mucho más al que protagonizó la reunión del grupo parlamentario de ayer que al del comité federal del pasado sábado. "Debemos aprender de lo sucedido y que suponga un punto de inflexión", señala. "No caigamos en la visceralidad del comité federal y demos cabida al debate sosegado, plural y fraternal e incluso en ocasiones brillante del grupo parlamentario del Congreso".

El diputado zaragozano advirtió que "del camino que tomemos depende nuestro partido y, por extensión, nuestro país".

El oscense Gonzalo Palacín pidió "mirar hacia el futuro". "El PSOE siempre ha sido un partido de gobierno y tiene que volver a serlo", señaló. Palacín asumió que el calendario no ayuda, pero que hay que actuación con visión larga. "Hay que tomar decisiones en octubre, pero pensando en un futuro a medio y largo plazo".

Además, Palacín apostó por trabajar para "reconectar con la sociedad". "No hemos sabido interpretar sus necesidades", señala respecto a la caída de voto que han tenido en las sucesivas elecciones. Además, apostó por la "pedagogía" para explicar las decisiones y "mucho más debate interno".

Susana Sumelzo –que desde el sábado ya no forma parte de la ejecutiva federal y fue uno de los dos votos discordantes de la delegación del PSOE-Aragón– reconoció sentirse "triste y avergonzada". "Hemos trasladado a los ciudadanos algo que no les tenía que llegar, nuestra misión es solucionar problemas, no discutir entre nosotros", manifestó.

"Siempre la militancia"

La diputada zaragozana se mostró confiada en que "el PSOE encauzará la situación". "Se tendrá que convocar pronto un comité federal para que sea la militancia la que elija mediante un congreso al secretario general y a la ejecutiva", señaló. "Siempre la militancia", insistió.

Además, Sumelzo deseó "mucha suerte a la gestora" y lamentó que "las historia y las siglas del PSOE han quedado manchadas estos días".

El reparto de escaños agrupa a la delegación aragonesa

La crisis que ha vivido el PSOE tuvo ayer una plasmación visual. El equipo que acompañaba a Pedro Sánchez ha abandonado los escaños de las primeras filas para pasar a la parte más alta del Hemiciclo. Es el caso de Susana Sumelzo –en el centro–, que ha pasado de la segunda fila de los socialistas a la quinta. Justo tras ella está el turolense Ignacio Urquizu (con barbas y gafas), el único que sigue en el mismo escaño. Tras él está el oscense Gonzalo Palacín (también con barba) y el zaragozano Oscar Galeano. A ambos les ha tocado cambiar de escaño, pero solo los han movido una posición.

Etiquetas
Comentarios