Despliega el menú
Aragón

Colegios bilingües en francés tendrán que recortar sus asignaturas en este idioma

La decisión cautelar del TSJA de seguir dando 90 minutos de Religión deja sin otra opción a doce centros.

Los colegios aragoneses han empezado el curso teniendo que replantear, de nuevo, todo el calendario lectivo que tenían previsto para primaria. El día antes de que arrancaran las clases, el TSJA decidió admitir las medidas cautelares de los obispos y los profesores de Religión, que pedían que esta asignatura se mantuviese en 90 minutos (dos sesiones semanales) y que no bajase a 45 minutos (una sesión). El currículo con los cambios se había publicado en verano y las acciones judiciales llegaron en pleno inicio de las clases.

Además, los centros han tenido otros ajustes este curso: el tiempo de Educación Física ha subido a cuatro sesiones semanales y se incluye una tutoría; medidas que habían combinado con la reducción de las asignaturas de Religión o Valores a 45 minutos.

Volver a ofrecer dos sesiones de esta materia supone quitar tiempo de otras asignaturas, y el ajuste está siendo especialmente complejo en los doce centros bilingües en francés que imparten un modelo CILE 2 (es decir, en los que dan al menos un 30% del horario lectivo en esa lengua).

Finalmente, estos colegios se verán obligados a ganar el tiempo de Religión y Valores quitándoselo a materias que se imparten en la lengua extranjera que ofrecen como bilingües. En unos centros, deberán rebajar sus sesiones de la denominada como Lengua Francesa y, en otros, en asignaturas como, por ejemplo, Ciencias, que se dan en el segundo idioma.

Las curriculares no se tocan

El departamento de Educación de la DGA insiste en que no se les ha ordenado en ningún caso que saquen el tiempo de esas materias concretas. Fuentes de Educación sí que matizan que, para cumplir la ley, estos centros deben obtener los 45 minutos que les faltan de las asignaturas en las que tienen autonomía de centro.

Es decir, no pueden recortar de las curriculares, como Educación Física. Y, normalmente, estos colegios dedican sus horas de autonomía a dar asignaturas que potencien su bilingüismo, para poder también cumplir con el objetivo de dar un 30% de su programación en francés. La DGA afirma que, pese a los cambios, todos cumplirán este criterio, y si en algún caso no se logra semanalmente, sí que se hará mensualmente.

"También les animamos a que mientras la situación se resuelva intenten poner apoyos del idioma en las asignaturas que no se recortan", añaden. Desde Educación insisten una vez más en que las medidas cautelares han afectado a todos los colegios, y que muchos han tenido que recortar en Lengua o Matemáticas.

El malestar en los centros es patente. Por una parte, este sistema que les viene dado por el conflicto judicial supone un nuevo hachazo al bilingüismo, como explican varios docentes. Debido al plan que instauró el PP (Piblea), las plazas que solían ocupar colaboradores (normalmente nativos o completos bilingües) se cubren ahora en muchos casos con personal que tiene un nivel inferior del idioma, aunque también está acreditado. Si, además, ahora, deben restan horas en francés, la noticia se vuelve aún peor.

Por otra parte, los colegios hicieron un cronograma que cambió el mismo día que empezaron las clases y, ahora, deben elaborar otro. Como el departamento de Educación ha recurrido la medida que piden obispos y profesores de Religión, podría ser que en unos meses este horario volviera a ser de 45 minutos y, de nuevo, hubiera que cambiar toda la organización de los colegios.

Obispos y profesores de Religión siempre han mantenido que actuaron tan tarde porque no tuvieron opción, al publicarse el currículo en julio. El departamento de Educación rebate este argumento y asegura que pudieron haber recurrido antes.

Etiquetas
Comentarios