Despliega el menú
Aragón

La DGA urge una solución a Fomento ante la situación "insostenible" de la N-232 y la N-II

Soro pide una reunión al secretario de Estado de Infraestructuras y que se acelere el desdoblamiento.

Vista de las retenciones que se produjeron ayer en la N-232, a la altura de Pedrola, con una circulación incesante de camiones.
Vista de las retenciones que se produjeron ayer en la N-232, a la altura de Pedrola, con una circulación incesante de camiones.
Raquel Labodía

"La situación es insostenible". Con estas palabras, el consejero de Vertebración del Territorio del Ejecutivo PSOE-CHA, el nacionalista José Luis Soro, se dirigió ayer al Ministerio de Fomento solo un día después de que dos personas fallecieran en sendos accidentes de circulación en la N-232, en Boquiñeni y en Pedrola. No en vano, envió una carta en la que solicita al secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez- Pomar, una reunión "a la mayor brevedad" para abordar soluciones para esta vía, así como para la N-II, otro de puntos negros de Aragón.

"Es urgente e imprescindible que, desde Fomento, se impulse de forma decidida el desdoblamiento de esa vía, que constituye uno de los puntos negros más peligrosos", dice la misiva. Tras los accidentes en la N-232, Soro reclama al Fomento que "se aceleren las obras de desdoblamiento entre Figueruelas y Gallur", el tramo en obras desde enero, y que "se extremen las medidas de seguridad" para evitar accidentes. La escasez presupuestaria está haciendo que las obras, valoradas en 47,3 millones, avancen con extrema lentitud. Además, el consejero exige que adjudiquen cuanto antes los trabajos en el tramo entre Gallur y Mallén, que tiene un precio de licitación de 82 millones. La carta de la DGA hace referencia a la situación de la N-II y reclama "el rescate anticipado de la concesión de la AP-2".

En declaraciones a los medios, Soro añadió que "no puede ser que la gente se siga matando en la carretera". Rechazó que "porque no haya Gobierno o no haya estabilidad no se aceleren las inversiones". "Hablamos de vidas humanas, de evitar que la gente se siga matando. Esto está por encima de lo demás, de situaciones políticas o de estrecheces presupuestarias", insistió.

Los alcaldes de Pedrola y Boquiñeni expresaron su indignación tras los nuevos accidentes. "Estamos hartos. Nunca nos hacen caso. El presupuesto no es suficiente, el Gobierno del PP ha engañado a la gente, porque inició las obras para ganar las elecciones de diciembre. Pero los muertos suman y siguen", afirmó el alcalde de Pedrola, el socialista Felipe Ejido. Defendió la liberalización del peaje de la AP-68, dado que "la línea continua y la velocidad a 80 km/h es insuficiente". "Los muertos y heridos están ahí detrás. Ha habido víctimas en el pueblo como un chico de 24 años. Realmente esta situación es descorazonadora", agregó.

El alcalde de Boquiñeni, el también socialista Miguel Ángel Sanjuán, coincidió en que "la solución está a 200 metros de la N-232 y es liberalizar la autopista". "Esto se tenía que haber hecho hace 15 años", añadió Sanjuán, que afirmó que los vecinos evitan la N-232 y utilizan la comarcal Alagón-Cabañas-Alcalá-Luceni-Gallur (VP-24).

El PP lamentó los accidentes mortales y dijo que los desdoblamientos de la N-232 y de la N-II son reivindicaciones "históricas". Su diputado en las Cortes Javier Campoy destacó que "hasta que llegó el PP y Mariano Rajoy nunca se había avanzado en ninguno de los dos desdoblamientos". En este sentido, recordó la tramitación de los tramos Gallur-Mallén y Figueruelas-Mallén. Afirmó además que "como medida de carácter inmediato se subvenciona el peaje de la AP-68".

Campoy dijo que "invertir en carreteras es invertir en seguridad". "Es un asunto en el que todos debemos estar unidos para que, entre todas las medidas que desde las administraciones podamos poner en marcha, reduzcamos los accidentes lo máximo posible", dijo. Por eso, recordó los recortes en materia de carreteras que ha aplicado el Ejecutivo PSOE-CHA en Aragón. "El Gobierno de Aragón ha mantenido su postura de no invertir en carreteras nuevas", apuntó.

El socialista Javier Sada sostuvo que "el PP no tiene ya ninguna excusa para seguir alargando este grave problema". Violeta Barba, de Podemos, lamentó que aumenten los fallecidos mientras "el Gobierno central mira hacia otro lado cuando podría poner solución rápida si apostara por la liberalización de la AP-68".

Arturo Aliaga, del PAR, reclamó los desdoblamientos de la N-232 y la N-II, avisó de que estará vigilante para que el Gobierno central ejecute las obras reivindicadas. Por parte de Ciudadanos, Jesús Sansó, dijo que la N-232 "merece idéntico trato inversor que otros grandes corredores viarios" y Patricia Luquin, de IU, exigió "compromisos e inversiones para solventar una de las vías de mayor siniestralidad en España".

Etiquetas
Comentarios