Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Cosculluela sigue sin aclarar cuándo dejará la presidencia de las Cortes

Dice que su renuncia queda a expensas de lo que decidan su partido y los grupos parlamentarios. El PSOE resta urgencia al relevo a la espera de empezar a negociar con los partidos de izquierdas.

Antonio Cosculluela, en una imagen de archivo.
El presidente de las Cortes, Antonio Cosculluela, en el palacio de la Aljafería.
José Miguel Marco

Casi mes y medio después de que el presidente de las Cortes, el socialista Antonio Cosculluela, anunciara su decisión de dejar el cargo para continuar en la alcaldía de Barbastro, todavía no da una fecha para hacer efectiva su renuncia. Es más, tanto el máximo responsable de la Cámara como su partido han optado por ganar tiempo a la espera de que comience una negociación con los grupos de izquierdas para pactar su sucesor.

Cosculluela reapareció ayer en una recepción a un grupo de niños saharauis que han pasado las vacaciones en Aragón. Ante la situación de interinidad en que se encuentra la Cámara desde que anunciara en julio que había decidido dimitir, señaló que "no hay ninguna ausencia institucional". Recordó que continúa con su actividad y que en estos momentos se está trabajando en los presupuestos de las Cortes para 2017. "Yo despacho y trabajo con toda normalidad", declaró.

Pero no quiso aclarar hasta cuándo va a mantener esta situación. Es más, afirmó que ni siquiera está en su mano dejar el cargo. "Hay un compromiso de presentar mi renuncia, si se me aceptara. Si no se me aceptara, continuaría hasta que se resolviera el tema", afirmó, dejando abierta incluso la posibilidad de continuar en el puesto. A su juicio, el momento para dejar la presidencia lo debe decidir su partido en función de un acuerdo entre los grupos que propiciaron su elección: PSOE, Podemos,_CHA e IU. Preguntado expresamente si podría continuar en el puesto, respondió: "Lo que estimen los grupos parlamentarios de las Cortes, no es una decisión que me corresponda".

Insistió en que es posible la compatibilidad de la presidencia de las Cortes de Aragón y la alcaldía de Barbastro desde el punto de vista jurídico, aunque su partido y Podemos acordaron al inicio de la legislatura que no podría mantener los dos puestos. "He hecho lo que tengo que hacer y ahora son los grupos parlamentarios los que tienen que ponerse de acuerdo de qué forma se hace el relevo", reiteró.

A su juicio, su sucesor debe ser del PSOE, frente a la pretensión de Podemos de acceder al cargo. "Se debería preservar ese pacto por parte de las fuerzas de izquierdas. No ha cambiado nada para que ese pacto se rompa", señaló._Ese acuerdo daba la presidencia al PSOE y la vicepresidencia a Podemos.

Cosculluela expresó su malestar por ser "el protagonista del verano" y pidió que "no se utilice a las personas para dañar a la institución". Afirmó que "parece que es un problema" dimitir de un cargo. "Uno toma posesión y por distintas circunstancias, valoraciones y situaciones que a mí personalmente no me gustaban mucho, opto por poner a disposición mi cargo de quien me propuso", afirmó Cosculluela, que defendió el papel de "árbitro" que debe tener el presidente de las Cortes. No quiso valorar la propuesta Podemos de acabar con los "privilegios" del cargo, como el salario, el coche oficial o los asesores.

El grupo socialista tampoco quiso dar plazos en el marco del pulso que mantiene con Podemos. Consciente de que mientras Cosculluela no dimita el PSOE mantendrá la presidencia de la Cámara, se alineó con la estrategia de ganar tiempo y trasladar la presión a Podemos en el inicio de la negociación.

El portavoz parlamentario, Javier Sada, insistió en que es "legal" compatibilizar la alcaldía de Barbastro y la presidencia de las Cortes. Pero no quiso adelantar cuándo se produciría la renuncia de Cosculluela a la espera de que PSOE, Podemos, CHA e IU se reúnan en los próximos días.

Recordó que el futuro reglamento de la Cámara dice que cuando cesa un miembro de la Mesa, su partido decide quién es el sustituto. A su juicio, si Podemos hubiera respetado este criterio y no hubiera anunciado su intención de presentar candidato, el problema se habría resuelto "en 10 minutos". "Puesto que eso se pone en cuestión, hay que reunir a los cuatro grupos", afirmó.

Aunque abogó por resolver este asunto "cuanto antes", añadió que "no hay una imperiosa urgencia", dado que tiene "la tranquilidad" de que el Parlamento funciona "con normalidad". Preguntado por cuál sería el tiempo razonable, respondió: "No lo sé. Esto es fruto de un acuerdo". "Las Cortes tienen presidente. Nuestro deseo es que se hubiera cumplido lo acordado, pero ahora la solución la deben abordar los cuatro partidos", dijo Sada. Confió en que al final haya un pacto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión