Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El anciano embestido por un novillo en Tramacastilla sigue muy grave en la uci

La res esquivó las vallas que delimitaban el recorrido de un encierro en las fiestas patronales.

La cogida se produjo en un tramo del encierro que atravesaba el Gudalaviar, en la foto.
La cogida se produjo en un tramo del encierro que atravesaba el Gudalaviar, en la foto.
A. García/bykofoto

El vecino de Tramacastilla (Teruel) de 85 años que fue embestido por un novillo el pasado martes mientras presenciaba un encierro de las fiestas patronales sigue ingresado en estado crítico en el hospital Miguel Servet de Zaragoza. El herido, que responde a las iniciales E. O., presenta un fuerte traumatismo craneoencefálico. El Ayuntamiento emitió ayer un comunicado en el que manifiesta su "pesar" por el suceso al tiempo que aboga por la "pronta recuperación" de la víctima.

La nota de prensa municipal muestra el "firme apoyo" del Ayuntamiento a los familiares del herido y se pone a su disposición para "todo aquello que puedan requerir". El Consistorio añade que el anciano hospitalizado es una persona "muy querida" en la localidad. Resalta también que el festejo en el que se produjo la cogida contaba "con todos los permisos necesarios".

El Gobierno de Aragón analizará el acta del festejo a través de la Dirección General de Interior y, en caso de detectar alguna irregularidad, encargará a la unidad adscrita de la Policía Nacional la investigación de lo ocurrido.

La embestida se produjo cuando un novillo –una res de dos años y 300 kilos de peso– se salió del pasillo acotado para el encierro y arrolló a E. O., que cayó del muro desde el que contemplaba el espectáculo y se golpeó la cabeza violentamente. Debido a su gravedad, fue evacuado en el helicóptero medicalizado del 112 al hospital Obispo Polanco de Teruel, y, desde allí, al Miguel Servet.

El ganadero Juan Vicente Mora, criador de la res que escapó del encierro y que fue testigo de los hechos, afirmó que la seguridad del festejo era "perfecta". Destacó a Tramacastilla como uno de los pueblos que más se esfuerzan en la preparación este tipo de actos. Añadió que "cada año mejoran algún aspecto organizativo".

A su juicio, el novillo se desvió del recorrido a pesar de la escolta de jinetes y cabestros que le acompañaba porque desde el público que presenciaba el acto se provocó al animal, que se desentendió de la ruta establecida esquivando el vallado por un hueco. El ganadero añadió que el animal, en su huida, "pilló al anciano al tropezarse con él en su camino". Para Mora, el suceso fue un accidente "inevitable".

Un miembro de la organización añadió que las medidas de seguridad estaban por encima de lo exigible y todo el dispositivo "estaba en orden" y gozaba de todas las bendiciones legales.

A juicio del delegado territorial de la DGA, Antonio Arrufat, un encierro no es más peligroso que cualquier otro festejo protagonizado por un toro. Señaló que en los eventos taurinos la seguridad absoluta es imposible.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión