Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Universidad de Zaragoza

​¿Quién es la persona con más títulos de la UZ?

El catedrático zaragozano Jesús Fleta tiene 68 años, y es titulado en Medicina, Veterinaria y Filosofía y Letras, además de poseer tres doctorados

Actualizada 28/06/2016 a las 16:56
Jesús Fleta, en la Universidad de ZaragozaC.I.

Hay quienes lo tomarían por un sabio o un erudito. Sin embargo, y a pesar de poseer un currículum impresionante, Jesús Fleta se considera un “tipo normal”. Es Licenciado en Medicina, Veterinaria y Filosofía y Letras y Diplomado en Pediatría y Puericultura. Además posee Doctorados en Medicina, Veterinaria y Filosofía y Letras, y todo esto al tiempo que compaginaba su vida universitaria con la profesional trabajando como pediatra en el hospital y como profesor universitario.

A sus 68 años,​ es una de las pocas personas –sino la única- que puede afirmar haber pasado por cuatro facultades distintas y haber conseguido el máximo título académico en cada una de ellas. Y a pesar de que desde la Universidad de Zaragoza aseguran que es “muy posible” que sea la persona con más títulos universitarios de la UZ, tanto doctorados como carreras, es imposible comprobar este dato puesto que no existe un registro oficial de titulaciones.

Sin embargo, el zaragozano asegura que cualquiera con un poco de empeño habría logrado su historial académico: “No creo que haya hecho nada extraordinario, simplemente he disfrutado estudiando y aprendiendo y he procurado aprovechar el tiempo. C​ualquiera que hubiese intentado estudiar lo que yo,lo hubiese conseguido”.

A pesar de lo que pueda parecer, asegura que nunca fue un alumno sobresaliente, y que simplemente le movía una enorme curiosidad: “En mi etapa escolar no destaqué en ninguna disciplina especialmente. Creo que es cuestión de proponérselo y ser constante”.

El primer título que obtuvo fue el de ATS (Ayudante Técnico Sanitario), hoy conocido como ​e​nfermería, en 1969. “Los estudios los iba costeando con algún sacrificio por parte de mis padres y dando clases particulares. Al terminar Medicina estuve de médico de guardia y urgencias en la clínica Quirón y en la Mutua de Accidentes de Zaragoza y posteriormente como médico titular en Loscos, Teruel”. Fue entonces cuando comenzó a cursar Veterinaria.

Al regresar a Zaragoza continuó con su formación, con la especialidad de Pediatría y la diplomatura de Medicina de Empresa, y trabajando hasta que consiguió una plaza de médico pediatra en el Hospital Clínico Universitario, puesto asistencial que llevaba consigo la plaza de profesor ayudante de pediatría. “No he tenido momento de descanso pero los estudios los llevaba a cabo lentamente ya que trabajaba en el hospital, daba clases, investigaba y seguía estudiando. A los 50 años todavía iba a clase a Filosofía y Letras”.

En la segunda planta de la Facultad de Ciencias de la Salud de Zaragoza se ubica su despacho en el que continúa con su labor docente e investigadora. Dos armarios llenos de libros, un par de mesas, un ordenador y una percha con una bata blanca colgada de la pared conforman el humilde mobiliario del habitáculo del zaragozano ​nacido en ​​Azuara​, a 65 kilómetros de Zaragoza.​

A todo esto, Fleta añade la autoría de más de 800 artículos publicados sobre trabajos científicos y de humanidades, y el título de Catedrático desde 2011. Además, en su tiempo libre, trabaja en su quinto libro: ‘La representación del niño en la pintura española. Autores y obras más significativas: del estilo flamenco al hiperrealismo actual’. “Mi ilusión sería leer la tesis sobre este tema, pero no lo veo fácil, de momento”, recuerda.
 

​La nota no lo es todo

Tras dedicar más de 50 años ​de su vida a estudiar y compaginarlo desde hace 40 con la docencia, ha vivido de primera mano la evolución de las aulas y los sistemas educativos. El catedrático opina que debería mantenerse la figura tradicional del profesor pero sin ​olvidar
las nuevas tecnologías: “Existe una tendencia actual de suprimir las clases magistrales y colocar al mismo nivel a alumnos y profesores. Creo que la relación con los profesores no se debería de perder por más que evolucionen los estudios on line”.

Fleta ha sufrido en primera persona las dificultades de compaginar un trabajo con los estudios universitarios, y cree que habría que adaptar el sistema a las necesidades de los alumnos y reducir la competitividad en las aulas. “Una calificación no determina en absoluto la profesionalidad, creo que es tan solo un valor más a tener en cuenta, pero no lo más importante”.

En su caso asegura que sin el apoyo de su familia y de sus tres hijos habría sido imposible. “He tenido la suerte de compartir mi vida con Asun, mi mujer, excelente esposa, madre y colaboradora, que me pasaba a máquina de escribir (Olivetti) mis primeros trabajos en los años setenta. Todo ello, además, lo hacía compatible con su trabajo de funcionaria. La única vez que no lo hicieron fue cuando les dije que me iba a matricular en derecho”. A la pregunta de ¿cuál será la próxima carrera? No responde nada, pero tampoco lo descarta. “Seguro que voy a seguir estudiando y aprendiendo, disfruto haciéndolo aunque cada vez cuesta más”, apunta.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo