Despliega el menú
Aragón

La UCO cree que Acuamed planeó contaminar el Ebro con salfumán

Los investigados planeaban cometer este delito contra el medio ambiente para ahorrar costes a la contratista a cambio de presuntos sobornos.

El Ebro, a su paso por Zaragoza
El Ebro, a su paso por Zaragoza
Heraldo

El delegado de la empresa pública Acuamed en Valencia Pablo Martín pudo valorar "la posibilidad de verter" agua contaminada con ácido clorhídrico (conocido comúnmente como agua fuerte o salfumán) del pantano del Flix al río Ebro, según un informe de la UCO de la Guardia Civil sobre los pinchazos telefónicos en esta causa.

Así, la trama delictiva de la empresa pública Acuamed llegó a planear echar ácido clorhídrico sin control al río Ebro, según una información publicada este viernes por 'El Mundo'.

"Paralelamente a la investigación de los hechos denunciados, se ha observado cómo Pablo Martín podría estar valorando la posibilidad de verter el agua contaminada al río Ebro, a pesar de los informes de contaminación de los que tendía conocimiento, sin embargo se desconoce el alcance de la citada actuación en cuanto a su impacto medioambiental", concluye la UCO en ese informe.

La Guardia Civil lo deduce de una conversación en la que Martín habla con el ingeniero de FCC David José Blanca sobre el nivel de PH en el pantano de Flix y sobre las posibilidades de descontaminación. La Guardia Civil lo deduce de una conversación en la que Martín habla con el ingeniero de FCC David José Blanca sobre el nivel de PH en el pantano de Flix y sobre las posibilidades de descontaminación. El juez Eloy Velasco investiga, entre otros, el contrato de Acuamed con FCC para la descontaminar ese pantano.

Así, los investigados planeaban cometer este delito contra el medio ambiente para ahorrarse costes en la depuración de las aguas del embalse de Flix, en la provincia de Tarragona, y beneficiar así a la contratista, la firma FCC, a cambio de presuntos sobornos.

Sería en este embalse, situado a unos pocos kilómetros de la localidad zaragozana de Fayón, donde se pretendían realizar los vertidos. 

Al inicio de la charla intervenida, el delegado de Acuamed le comenta a Blanca qué sensación le da lo del PH, "que es muy sencillito de depurar, ¿no?", le sondea.

El ingeniero le explica que en una balsa "es facilito" pero "el tema es si en un millón y pico de metros de cúbicos, bajar en una escala logarítmica como la del PH de 10,98 que ya estamos es relativamente fácil", aunque termina diciendo que "no debe ser muy complicado".

"Incluso nos podríamos plantear echar ácido, echar clorhídrico, directamente al embalse", propone Martín.

Blanca le contesta entonces: "no claro, está sobre la mesa, pero habría que hacerlo un poquito ordenado, a través de tuberías, en un punto en otro, pero no...sí sí es una opción (...) hay que mirarlo", a lo que Martín le pregunta si sería "de tubería o cargando depositillos en embarcaciones auxiliares".

"Sí claro nosotros somos del hormigón y del hierro y esto. Los químicos esto de una cisterna de clorhídrico (risas) lo prefieren hacer (...) en un punto, con una tubería, todo controlado", ironiza el ingeniero para después añadir: "nosotros a lo bruto ¿qué haríamos? como vaciar una cuba (risas) a tomar por culo...tiramos la cuba de clorhídrico y aquí paz y después gloria".

"Tú y yo lo que haríamos a lo bruto, cogeríamos y venga Manolo tira la manguera flexible, dale!! y aquí paz y después gloria", continúa la broma el ingeniero, momento en el que el delegado de Acuamed interviene para decir: "yo tiraría el bidón entero, para que fuera actuando poco a poco"

El ingeniero le indica en ese momento que los que lo manipulan "tienen un poquito más de..." y Martín le contesta con una pregunta retórica: "¿cómo se echa el cloro en una piscina? con una pastilla".

El delegado de Acuamed en Valencia fue uno de los cinco detenidos en la operación Frontino que ingreso en prisión el pasado enero y que en abril quedó en libertad provisional tras pagar 300.000 euros de fianza. El ingeniero de FCC también esta imputado en el caso Acuamed y quedó en libertad bajo fianza tras su detención. 

La noticia de la contaminación del río Ebro se ha convertido este viernes en uno de los temas más comentados a nivel nacional en Twitter.

La investigación de la trama corrupta en la empresa pública Acuamed la está llevando el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

El ácido clorhídrico, conocido también como agua fuerte o salfumán, es una disolución acuosa del gas cloruro de hidrógeno muy corrosiva. Se emplea comúnmente como reactivo químico y se trata de un ácido fuerte que se disocia completamente en disolución acuosa.

Hay quien cree que el ácido clorhídrico es lo mismo que el cloro, pero no es así: el primero es un ácido muy corrosivo o un hidrácido en estado líquido, mientras que el cloro es un gas.

Etiquetas
Comentarios