Despliega el menú
Aragón

Lucha contra reloj para cambiar el horario escolar

Los colectivos implicados en el proceso que permite cambiar la jornada lectiva se quejan de desinformación y de que está provocando problemas entre docentes y familias.

Vicente, en un aula del CP Zalfonada
Lucha contra reloj para cambiar el horario escolar
Guillermo Mestre

La semana pasada fue intensa en los colegios aragoneses, cuyos consejos escolares estuvieron votando si presentar o no en el Gobierno de Aragón un proyecto de innovación que lleva aparejado un cambio de horario que puede limitar la jornada lectiva a las mañanas. En decenas de centros, este procedimiento, que aunque anunciado hace semanas se concretó oficialmente hace poco más de una semana, ha provocado crispación entre docentes y familias, que tienen distintos puntos de vista sobre el horario.

Aunque el Departamento de Educación no dará cifras hasta que se cumplan los plazos –el 3 de marzo es el último día para presentar estos planes escolares que, de recibir el visto bueno de la administración, aún deben votarse por el consejo escolar, el claustro y las familias de cada escuela–, fuentes de UGT calculan que el 50% de los centros solicitará un cambio de horario. Aunque muchos no superarán el corte en las diversas reválidas que tiene que pasar el proyecto, esto supone que decenas de colegios cambiarán su jornada para el próximo curso. Solo en Zaragoza, estos días pasados se ha sometido a referéndum esta posibilidad en Valdespartera, Zalfonada, Eliseo Godoy, Gascón y Marín, Recarte y Ornat o el Sáinz de Varanda. Y en algunos el cosnsejo escolar del centro ya lo ha tumbado.

A favor de la continua o de la partida, los distintos sectores de la comunidad escolar critican la rapidez con la que ha habido que trabajar –apenas dos semanas desde que se publicó la orden y la fecha límite para su presentación–, de desinformación y de las desigualdades que puede provocar que colegios de una misma localidad, incluso de un mismo barrio, tengan horario y metodologías distintas.

Esta semana será la definitiva y se conocerá cuántos proyectos se presentan finalmente y cuáles pasan el corte para seguir su tramitación, en un proceso que las familias monoparentales han criticado porque les otorga menos peso que al resto, y que divide a la comunidad educativa. "César Bona es un referente de la innovación y ha desarrollado su trabajo con jornada partida", resume el portavoz de la plataforma en favor de la jornada partida frente a los partidarios de agrupar las clases en la mañana para mejorar la conciliación y el rendimiento escolar.

Etiquetas
Comentarios