Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Veinticinco años en pie de guerra contra el cáncer

El Servicio de Oncología Médica del Servet lleva toda una vida mejorando el abordaje de la epidemia de esta era con nuevas terapias y un trabajo multidisciplinar.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, asistió ayer a la celebración del 25 aniversario.
El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, asistió ayer a la celebración del 25 aniversario.
Francisco Jiménez

Cáncer. La misma enfermedad (son más de 200 distintas, para ser más exactos) que hace dos décadas era un tabú en miles de casas, es hoy casi omnipresente, pero también un objetivo contra el que se van dando pasos certeros. Para saber cuánto y cómo se ha avanzado, basta con hacer balance de los veinticinco años que lleva en activo el Servicio de Oncología Médica del Hospital Miguel Servet, que actualmente trata también a pacientes del Provincial, el Royo Villanova, Alcañiz, el San Jorge de Huesca, el Obispo Polanco de Teruel y el Comarcal de Barbastro.

El alma máter del servicio, en el que trabajan 18 especialistas y unas cincuenta enfermeras, es el doctor Antonio Antón. Él fue el primero en llegar a este servicio y, 25 años después, no esconde que su labor ha alcanzado un peso sin par: la mitad de las operaciones de Servet son por cáncer, que es, a su vez, la primera causa de muerte entre los hombres.

Entre los logros en la batalla contra los tumores, se ha conseguido conocer mejor su biología molecular, lo que abre la puerta a tener más alternativas para combatirlos y de una forma más personalizada; y también han surgido nuevos fármacos. "Además, el esfuerzo investigador ha sido decisivo, y el servicio también ha contribuido", explica Antón. Otro reto ha sido encontrar solución para eliminar o paliar los síntomas de tratamientos como la quimioterapia, algo vital para unos pacientes que sufren ya un importante mazazo con el diagnóstico.

En esto hace especial hincapié el jefe de servicio, así como en el abordaje psicooncológico del paciente. "Cada vez se detectan tumores a personas más jóvenes y les pillan totalmente desprevenidos, con toda la vida por delante. Pero muchos pacientes van cambiando su actitud: tienen ganas de saber a qué se enfrentan y quieren ser partícipes de todo el proceso, quieren tener información y decidir", insiste Antón. El cáncer de mama es un ejemplo de esto porque las afectadas son cada vez más jóvenes.

Y, además, hay otra pieza clave: el trabajo multidisciplinar entre oncólogos y el resto de especialidades. En el Servet hay 14 comités de tumores (mama, tórax, digestivos, melanoma, endocrinos…) que analizan todos y cada uno de los casos de cáncer para consensuar el mejor tratamiento.Miles de afectados

Esta unidad, cada año, diagnostica 2.000 casos nuevos de cáncer y sigue a más de 7.500 pacientes en revisión. Además, hay 180 ensayos en marcha. Una de las líneas prometedoras es la inmunooncología, que apuesta porque sea el propio sistema inmune el que plante cara a las células tumorales. El cáncer consiste básicamente en una multiplicación celular incontrolada. Pero las células malignas consiguen, en algunos casos, ‘engañar’ al sistema inmune para que éste no las reconozca como anómalas y no las ataque.

La inmunoterapia pretende acabar con esa estrategia y dotar al sistema defensivo del cuerpo humano de herramientas que les libere de las artimañas del tumor. Estos fármacos ya funcionan en melanoma, en el cáncer de pulmón van a ser aprobados en breve, en el cáncer renal también viene con mucha fuerza y en tumores de cabeza y cuello.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión