Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El 'Julian Assange' legal del Gobierno

No todo es un juego de contraespionaje con la información oficial: el Gobierno de Aragón es referencia internacional por la transparencia de sus datos en internet.

José Subero presenta en Londres el proyecto de la DGA.
José Subero presenta en Londres el proyecto de la DGA.
Asier Alcorta

A decir verdad, a José Subero no le gustan mucho las comparaciones con Julian Assange. José es el cerebro y el alma del servicio de Open Data del Gobierno de Aragón; es decir, de todos esos datos que los aragoneses pueden buscar en la web sobre el presupuesto anual, los departamentos a los que va este dinero o en qué pagan impuestos y adónde van, con mapa del territorio incluido.

"No tenemos nada que ver con lo que hace Assange. Parece que él incurrió en prácticas ilegales para conseguir la información, y nosotros creemos que la información debe ser pública por defecto, y es a lo que nos dedicamos", explica. "Es lo que promovemos para que no tenga que haber un Assange. El Gobierno hace cosas legales, y entendemos que la mayor parte de ellas pueden estar publicadas", explica.

Ahora, todo su trabajo por la transparencia (buena parte de él puede consultarse en opendata.aragon.es, que tiene ya 2.600 conjuntos de datos en abierto), ha sido reconocido a nivel internacional. Esta semana, en Londres, se celebra un importante congreso sobre Open Data.

La iniciativa del Gobierno autonómico aragonés será la única española que estará representada y se expondrá junto a únicamente otras ocho seleccionadas de Dublín, Sao Paulo, Italia, Jakarta o La India. Además, solo cuatro han sido invitadas a exponer el proyecto, y Aragón, con José Subero como portavoz, será una de ellas.

Sin embargo, el término Open Data (en su traducción del inglés sería algo así como datos en abierto), sigue asociándose en la calle y en la sociedad con algo complicado y difícil de descifrar; cuando su objetivos es exactamente el contrario.

"Consiste en dar la información a los ciudadanos en formatos reutilizables. Habitualmente se da en web o pdf, pero la clave es que un ciudadano o una empresa puedan llevarse los datos a su casa o su oficina para trabajar sobre ellos y utilizarlos para cruzarlos con otros o mejorar su conocimiento y su estrategia", insiste el asesor técnico de la Dirección General de Administración Técnica y Sociedad de la Información. "Supone dejar atrás el concepto paternalista de la política y la gestión. Con esta información en abierto, el Gobierno y el ciudadano pueden hablar en un mismo plano", añade Subero, que espera aprender mucho de su próxima cita en Londres.

No obstante, no solo los datos que ofrece en abierto son beneficiosos; también lo es su sistema. La semana pasada, el periódico La Nación, de Argentina, ha creado una aplicación en la que los ciudadanos pueden ver a qué se destinan sus impuestos en Buenos Aires. Los datos no se los ha suministrado el equipo de Open Data del Gobierno de Aragón, pero la herramienta sí.

Y no son los únicos, también usan este soporte otros como el Ayuntamiento de Castellón de la Plana o la Fundación Ciudadana CIVIO, centrada en la Tecnología aplicada a la transparencia y la apertura de datos.

En total, la DGA estima que con el sistema hecho por este equipo, y que ellos ofrecen de manera gratuita, millones de personas se benefician de una información más completa y veraz.

"La transparencia llega cuando los datos están en abierto y pueden estudiarse y contrastarse con otros. Según nuestra filosofía, los que afectan al Gobierno deben estar abiertos, y si puede haber problemas de privacidad pedimos informes jurídicos para respetar la legalidad. Intentamos que los presupuestos, las subvenciones o los contratos sean públicos y forzamos la máquina para que este material esté. Lograr que la información gubernamental sea, además, reutilizable, es nuestro valor añadido", dice Subero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión