Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La venta de 100.000 m2 de Plaza se retrasa al pedir el comprador un ajuste en las condiciones

El consejo de la sociedad debe dar su visto bueno en febrero. La misma empresa escritura la compra de otras diez hectáreas.

Vista aérea de la plataforma logística, en la que aún hay disponibles más de cien hectáreas.
Vista aérea de la plataforma logística, en la que aún hay disponibles más de cien hectáreas.
ENVUELO

La comprometida venta de 200.000 metros cuadrados de la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) a un grupo empresarial español tendrá que esperar. Sus responsables acaban de escriturar la compraventa de una primera parcela que ronda las diez hectáreas, pero la opción de compra por otro terreno de la misma superficie, que vence el domingo, no se llegará a ejecutar de momento.

Los compradores han pedido ahora un ajuste en las condiciones, por lo que se ha aplazado la venta hasta que el consejo de administración decida sobre su petición. La intención de la empresa pública es convocar a los socios –el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza y el grupo Ibercaja– a mediados de febrero para que fijen una postura.

Fuentes oficiales de Plaza señalaron que la petición del comprador no modifica de forma sustancial las condiciones, aunque no dieron detalles porque aún se debe informar a los consejeros. También sigue bajo secreto la identidad del grupo español que ha comprado los terreno, al igual que el destino final pese a que se da por hecho que servirán para la implantación de un inquilino.

La dirección de Plaza no está preocupada por la situación, ya que el pasado martes se escrituró la compraventa de los primeros terrenos negociados con este grupo: los 100.224 metros cuadrados que suman dos parcelas del área logística ferroviaria, situadas junto a las instalaciones de BSH y de Pronimetal. Los ingresos no alcanzan los ocho millones de euros, aunque su precio de venta coincide con la última tasación, del pasado mes de octubre (en torno a los 77 €/m2).

La operación se podría cerrar en febrero con la venta de otra parcela de 98.157 metros, que reportaría otros 8 millones. En este caso, se sitúa en el área de futuros crecimientos de Plaza, justo detrás del gigantesco almacén de Decathlon. En Plaza se considera que este suelo se destinará a un destinatario distinto al de las parcelas logísticas ferroviarias, aunque los socios y directivos de la empresa pública recalcan que desconocen el uso final en uno y otro caso.

Tampoco preocupa a la sociedad pública, ya que pone el acento en la reactivación de las operaciones comerciales en un plataforma marcada por los casos judiciales y el bloqueo de las ventas durante la pasada legislatura. De hecho, esta operación es la tercera más importante de Plaza, solo superada por las que se firmaron en su día con el grupo Inditex (unos 290.000 metros cuadrados) y Pikolín (más de 250.000 m2).

La pretensión de Plaza es reinvertir los beneficios de esta última venta a la ejecución de varios viales internos de la plataforma logística con el objetivo de hacer más atractiva la comercialización de las parcelas. La sociedad pública aún dispone de 104 hectáreas para su venta, repartidas entre las tres fases de su urbanización.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión