Despliega el menú
Aragón

Menos etarras que nunca en las prisiones de Aragón

En Zuera quedan nueve internos tras alejar recientemente a dos. En Daroca hay cuatro y en la cárcel de Teruel, uno.

Interior del centro penitenciario de Zuera.
Interior del centro penitenciario de Zuera.
heraldo

El Gobierno del PP ha dejado de utilizar el centro penitenciario de Zuera como la plataforma de acercamiento de los etarras a las prisiones del País Vasco. El Ministerio de Interior ha alejado en los últimos meses a los etarras disidentes, que fueron acercados en 2009, y ahora solo quedan 14 internos de la banda en Aragón frente a los casi 40 que estuvieron entre las prisiones de Zuera, Daroca y Teruel. Se trata de un "mínimo histórico", según fuentes penitenciarias.

La estrategia conocida como la ‘vía Nanclares’, por el nombre de la cárcel alavesa que fue sustituida por una nueva llamada Zaballa, movilizó a una veintena de etarras de toda España a la prisión zaragozana. Pero año a año, Zuera ha pasado de albergar hasta a casi 25 internos de la banda terrorista en 2009 (cuando era el Gobierno del PSOE) hasta quedarse ahora con apenas nueve.Expulsiones al sur

El Ministerio del Interior ha trasladado a varios presos por su nueva posición ante la banda tras controlar sus comunicaciones. Después de cumplir cinco años en la prisión de Zuera, Iñaki Bilbao Beaskoetxea, alias ‘Iñaki de Lemona’, fue trasladado recientemente a la prisión de Albucáser (Castellón II). En su historial cambió su situación penitenciaria en 2004 cuando estaba en la prisión de Puerto de Santamaría (Cádiz) en 2004 y fue expulsado de ETA por pedir en una carta el cese de las armas, junto a Francisco Mújica Garmendia, ‘Pakito’ (el histórico que queda en Zuera), y otros cuatro etarras. Entonces, trataban de impulsar un debate interno para que se reconsiderara la estrategia criminal de ETA, pero ahora Interior cree que no sigue esa línea.

La política de ‘caramelo o guindilla’ que utiliza ahora Instituciones Penitenciarias, en contra de la ‘vía Nanclares’, también ha supuesto el envío del conocido etarra Felipe San Epifanio, ‘Pipe’, que pasó seis años en Zuera, hacia la prisión de Herrera de la Mancha (Castilla-La Mancha). "Estar más cerca del País Vasco es el caramelo para que las visitas de sus familias estén a 300 kilómetros y la guindilla es que se alejen y tenga que hacer 700 para verlos. Esas decisiones las adopta siempre Madrid", manifestaron fuentes penitenciarias.

Otro de los más significativos que salieron de Zuera en 2014 fue el histórico Santiago Arróspide, ‘Santi Potros’, enviado al centro penitenciario de Villena (Alicante). El antiguo jefe del aparato militar de ETA y condenado como inductor del atentado de Hipercor llegó a Zuera en 2009, al beneficiarse de la política de acercamiento a cárceles del País Vasco. Había mostrado su desacuerdo con la banda y defendía el final de la lucha armada.Un centro en obras

Por su parte, en la prisión de Daroca han quedado ahora cuatro presos de ETA, tras la salida de varios terroristas por la doctrina Parot, la expulsión a varios a las prisiones de Monterroso (Galicia) y Almería o porque han cumplido sus penas.

En esta nueva política, el Ministerio del Interior suele utilizar el centro para llevar etarras con condenas no muy amplias, como Kemen Uranga, que fue detenido en Londres en 2012 por un delito de colaboración con banda armada. Según el Ministerio del Interior, Uranga perteneció al ‘comando Vizcaya’ y huyó cuando fue desarticulado en el año 2000.

Asimismo, el centro penitenciario de Daroca lleva más de un año en obras y todavía quedan trabajos pendientes que tardarán otros dos meses. Por este motivo se ha reducido la población porque de una media de 550 internos se han quedado en unos 300.

Por último, el centro penitenciario de Teruel solo acoge en estos momentos al preso de ETA Asier Ormazabal Lizeaga, según fuentes de la asociación de presos Etxerat. Otros internos, como Jon Ander Urkizu Ormazabal, abandonaron el centro turolense después de que la Audiencia Nacional ordenara su puesta en libertad por la doctrina Parot.

Etiquetas
Comentarios