Despliega el menú
Aragón

El viento deja sin cabeza el Toro de Osborne de Almayate

La figura, de uno 4.000 kilos y 14 metros de alto, "nunca había aparecido sin cabeza", asegura un vecino de la localidad.

El Toro de Osborne del núcleo de población de Almayate, en el municipio de Vélez-Málaga (Málaga), que ha amanecido hoy sin cabeza, ha sufrido estos daños a consecuencia del fuerte viento que sopló la noche de este miércoles, según ha confirmado la Policía Local.

Fuentes municipales han informado a Efe de que en un principio se ha estudiado si el destrozo se debía a un acto vandálico, debido a que distintos núcleos de la costa habían sufrido incidentes de este tipo en las últimas noches.

Sin embargo, finalmente la Policía Local ha atribuido al viento el desperfecto que ha sufrido el toro.

No obstante, las fuentes han precisado que en ningún caso se llegaron a superar los 40 kilómetros por hora, por lo que también ha incidido "el que la placa correspondiente a la cabeza estaba deteriorada".

Ubicado en un peñón sobre la antigua carretera N-340, al que da nombre, el toro no ha perdido realmente la estructura de su cabeza, sino que ésta se ha doblado hacia atrás y se ha quedado debajo de la silueta del cuerpo.

Desde el Ayuntamiento de Vélez-Málaga confían en que la popular valla, que forma parte del patrimonio cultural y artístico de España, recupere lo antes posible su aspecto original.

En Almayate, una localidad de 2.700 habitantes localizada en la costa occidental de Vélez-Málaga, el estado de este icono es el principal tema de conversación del día.

Antonio Martín, vecino del núcleo, ha señalado que el toro había sufrido pintadas, "pero nunca había aparecido sin cabeza".

Esta figura tiene un peso de 4.000 kilos, una altura de catorce metros y una superficie de 150 metros cuadrados.

Etiquetas
Comentarios