Despliega el menú
Aragón

El 30% de los casos de tosferina se dan en bebés y Aragón ultima la vacunación a embarazadas

Salud Pública confirma que inmunizará a unas 12.000 gestantes cada año. El objetivo es proteger a sus hijos y evitar complicaciones por una enfermedad que ha resurgido.

Imágen de archivo de una vacuna.
Imágen de archivo de una vacuna.

Salud Pública ha dado luz verde, de forma oficial, a su plan para vacunar de la tosferina a miles de embarazadas aragonesas en el tercer trimestre de su embarazo. La medida se toma para luchar con todos los medios de los que disponen actualmente contra una enfermedad que vuelve a resurgir, y que afecta especialmente (en número y en gravedad) a los bebés.

En concreto, este año se han contabilizado ya 83 casos (la cifra corresponde a la semana que acabó el 8 de noviembre) y los datos disgregados justifican la decisión. El análisis de los afectados entre el 1 de enero y el 30 de octubre (se detectaron 73 casos), muestra que 22 eran bebés de menos de un año y que la gran mayoría (20), eran menores de 2 meses. A esa edad se ponen las primeras vacunas.

Dieciocho de ellos fueron hospitalizados, una medida que se toma por su corta edad y para contar con todos los medios posibles y, de momento, en Aragón no ha habido que lamentar ningún fallecimiento. En Andalucía, acaba de notificarse la segunda muerte de un bebé en menos de un mes. Los dos tenían tan solo quince días de vida y sus madres no se habían vacunado.

Fuentes oficiales de Sanidad hicieron ayer un llamamiento a la calma, ya que el plan ya se está ultimando y todos los pediatras conocen perfectamente cuál es el protocolo a seguir si se detecta un caso.

El jefe de servicio de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad, Luis Gascón, explicó recientemente que el plan pasa por vacunar en el tercer trimestre de embarazo a todas las gestantes, que son unas 12.000 al año. Está demostrado que, en esas semanas de la gestación (a partir de la 28) las defensas y los anticuerpos pasan por la placenta de la madre al feto, que queda protegido hasta varios meses después de su nacimiento.En busca del ‘stock’

Como hay una seria escasez de la vacuna que sirve para este fin, la DTpa (vacuna antitosferina acelular, combinada también con la de difteria y tétanos), Salud Pública destinará a las gestantes las dosis reservadas a los niños de 6 años. Y a estos se les vacunará cuando haya suficiente ‘stock’: no corren peligro, porque ya han recibido a lo largo de su vida otras dosis que les inmunizan a través de vacunas hexavalentes y pentavalentes y, en cualquier caso, las consecuencias de la enfermedad no serían tan graves como las que sufren los bebés.

El problema de abastecimiento de la DTpa es global, ya que los dos laboratorios que la venden están teniendo dificultades para fabricar el antígeno y, de hecho, solo una de las compañías suministra actualmente a España.

Por eso, Salud Pública está reservando ya todas las dosis que tiene disponibles e intentando hacer acopio de un lote suficiente como para garantizar que la vacunación se hace de forma completa y efectiva a las mujeres que la necesitan.

Cuando arranque el plan, primero se vacunará cuanto antes a todas las gestantes que estén en el tercer trimestre, y después se organizará el modo de ponerla conforme vayan llegando a la semana 28.

Etiquetas
Comentarios