Aragón
Suscríbete por 1€

Otro escollo en el camino hacia la TCP

La propuesta de la Unión Europea de incluir un ramal aragonés en el corredor Mediterráneo desata la polémica sobre el olvido de la Travesía Central del Pirineo (TCP).

La consejera de Obras Públicas y Vertebración, María José Salvador, devolverá la visita a Zaragoza el próximo día 28 a su homólogo José Luis Soro, con quien defendió el pasado lunes la línea Zaragoza-Valencia como ramal del corredor Mediterráneo. La propuesta de la UE de incluir los tramos Zaragoza-Teruel-Valencia y Zaragoza-Monzón-Tarragona en el proyecto del eje levantino previsto para 2030 desató la polémica esta semana por lo que implica de olvido de la Travesía Central del Pirineo (TCP), que Europa situó en la red global para 2050.

El Gobierno de Aragón señaló que el eje levantino "no es contradictorio con la TCP", pero el consejero de Vertebración Territorial, José Luis Soro, precisó que el Pirineo Central es un proyecto "a largo plazo" mientras que la reapertura del Canfranc (para 2020) y el corredor Cantábrico-Mediterráneo (para 2030) son "muy urgentes" y su financiación se va a decidir en los próximos meses. La oposición (PP, PAR y Ciudadanos) y la Confederación Regional de Empresarios Aragoneses avisaron a la DGA de que no olvide que la prioridad aragonesa es el eje central de la TCP como "irrenunciable".

Escenarios temporales

Bruno Oliver, ingeniero y gerente de la Fundación Transpirenaica, señala que empujar el proyecto Cantábrico-Mediterráneo "supone una salida para la TCP", aunque son escenarios temporales distintos porque "el primero están en la red básica para 2030 y el eje central está en la red global para 2050, que es demasiado tarde". "Hay que ver que se cumpla el objetivo del Ministerio de Fomento para llevar las mercancías al tren y al saturarse la salida por Cataluña con los trenes de viajeros, que son prioritarios, se puede adelantar el proyecto de la Travesía Central para 2035 como alternativa de la salida de las mercancías", señaló Bruno Oliver.

Aun así, el gerente de la Fundación Transpirenaica recordó que la historia "se repite" con la defensa del tren Valencia-Zaragoza-Teruel. Oliver destaca que Francia empujó a España para que construyera el ramal de Zuera-Turuñana y el tren de Caminreal en 1933 (Valencia-Teruel-Zaragoza) para no tener que dar rodeo por Calatayud. El único objetivo que tenían esas líneas ferroviarias como la de Caminreal era "reducir el tiempo de los viajes para transportar las mercancías entre España y Francia".

"El corredor Cantábrico-Mediterráneo es repetir la historia porque es mallar la red para que los trenes tengan alternativas y la salida a Francia por el eje central", manifestó el gerente de la Fundación Transpirenaica.

Los dos presidentes del PP del Gobierno aragonés, Santiago Lanzuela, y Luisa Fernanda Rudi, declararon esta semana que sería una pena "tirar el trabajo de 20 años" porque se haya cambiado el signo del ejecutivo. El próximo viernes, el subsecretario de Fomento, Mario Garcés, del mismo partido, visita Canfranc por la iluminación y podría pronunciarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión