Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Investigan cómo incorporar insecticidas a ropa o calzado para prevenir enfermedades tropicales

La Universidad de Zaragoza participa en un proyecto para desarrollar plásticos con los que fabricar diversos artículos.

Incorporar insecticidas en materiales plásticos usados en la confección de ropa, calzado o envasado de alimentos. Este es el reto al que se enfrenta un equipo de investigadores, entre los que figura el profesor de la Universidad de Zaragoza Javier Lucientes, con el objetivo de intentar prevenir enfermedades como la malaria o el dengue que se transmiten a través de la picadura de mosquitos.

Mosquiteras, prendas de ropa, calzado e incluso el empaquetado y embalaje de productos alimentarios destinados a la exportación son algunos de los artículos con los que trabaja el grupo dentro de un proyecto en el que también colaboran la empresa Inesfly Corporation y la Asociación de Investigación de Materiales Plásticos.

Según explican desde la Universidad de Zaragoza, esta tecnología "puede ser de gran transcendencia en los próximos años", especialmente para los países tropicales y mediterráneos que están siendo colonizados por especies invasoras de insectos, entre los que figura el mosquito tigre. Este es vector de enfermedades como el dengue o el chikungunya, del que recientemente se ha diagnosticado el primer caso autóctono en España.

Lucientes, profesor titular de Patología Animal y miembro del grupo de parasitología molecular y enfermedades metaxénicas del campus público aragonés, lleva años investigando en esta materia, y ya ha logrado demostrar la utilidad de la tecnología de Inesfly en la lucha contra el mosquito tigre asiático y contra el Aedes aegypti, transmisor de la fiebre amarilla. En estos casos, mediante microcápsulas poliméricas, se liberan progresivamente durante cerca de tres años insecticidas e inhibidores de crecimiento aplicados tanto a la pintura tanto del interior como del exterior de viviendas.

El nuevo proyecto en el que trabaja el investigador, incluido en el programa Retos de Colaboración del Ministerio de Economía y Competitividad, ha recibido 372.321,80 euros de financiación (de los que 37.435 son para la Universidad de Zaragoza) y se desarrollará a lo largo de tres años.

Permitirá estudiar qué técnicas de fabricación de plásticos se precisan para introducir microcápsulas. Estos se podrían usar en la producción de mosquiteras que eviten en zonas tropicales el contagio de malaria, o en el calzado, ya que algunas especies de mosquitos vuelan muy bajos y suelen atacar en tobillos y piernas. Igualmente, se podría incorporar una capa plástica a la ropa o recubrir los envases de alimentos, e incluso se trabajará en proteger maderas utilizadas en el transporte de mercancías y en collares con insecticidas para la ganadería.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión