Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El granizo provoca más de la mitad de los siniestros que se producen en el campo aragonés

Los datos de Agroseguro muestran que la sequía es el siguiente fenómeno más dañino y que cada vez hay menos partes por heladas.

El granizo provoca más de la mitad de los siniestros que se producen en el campo aragonés. Según las estadísticas que maneja Agroseguro –la entidad responsable de los seguros agrarios–, en el quinquenio 2010-2014 las pedregadas generaron en la Comunidad casi 25.500 partes por daños en cultivos, el 57% de todos los notificados.

La superficie total afectada por las granizadas en ese mismo periodo de tiempo superó las 245.000 hectáreas, lo que significa que, en extensión, el fenómeno meteorológico más habitual son las sequías –entre 2010 y 2014 la escasez de lluvias causó pérdidas en 267.000 hectáreas–. Sin embargo, el delegado territorial de Agroseguro, Juan Cruzán, aclara que en Aragón los daños más elevados los causa el pedrisco. "No tenemos datos de las indemnizaciones que pagamos por cada tipo de riesgo asegurado, pero el granizo causa más pérdidas que la sequía –explica–. Hay años en los que la escasez de lluvias afecta a comarcas enteras y dispara la cifra de hectáreas con daños por sequía, pero sobre todo hablamos de herbáceos y en ese tipo de cultivos el importe de las pérdidas es bastante inferior al de los frutales y las hortalizas".

El delegado territorial de Agroseguro destaca, además, que mientras el granizo y las sequías son los fenómenos más dañinos, en Aragón las heladas cada vez generan menos pérdidas. "Nosotros no podemos hablar de cambio climático, pero sí decimos que nuestras series históricas de datos, que empiezan en 1980, muestran un claro descenso en el número de siniestros por helada –comenta–. Esto no quiere decir que en invierno no se den temperaturas bajo cero, sino que cada vez hay menos heladas en los momentos en los que las plantas son más vulnerables a ese fenómeno: el mes de marzo y los inicios de la primavera".

Grandes oscilaciones

Según los registros de Agroseguro, en el periodo 2010-2014 en el campo aragonés se produjeron 44.643 siniestros. No obstante, año a año esa cifra osciló entre los 5.300 partes de daño recibidos por la entidad en 2010 y los 12.000 del ejercicio 2013. La superficie de cultivos afectados por los distintos riesgos que pueden cubrirse mediante una póliza también varió bastante situándose entre las 73.000 y las 173.000 hectáreas.

No obstante, la sociedad responsable de los seguros agrarios dispone de estadísticas sobre el peso total que han tenido los distintos fenómenos meteorológicos en el último lustro. Siempre según esos datos, entre 2010 y 2014 el granizo fue el responsable del 57% de los siniestros notificados y del 39,8% de las hectáreas que sufrieron algún tipo de pérdida. Por su parte, las sequías generaron ‘solo’ el 16,4% de los partes y sin embargo afectaron al 43,4% de la superficie con daños.

El tercer lugar del ranquin lo ocupan, prácticamente empatados, el rajado de la cereza y el mal cuajado de los frutales y las hortalizas. En el caso de las cerezas –de las que Aragón es el primer productor de España–, el rajado se produce por las lluvias, mientras que la falta de cuajado de distintos cultivos también se debe a una meteorología adversa:precipitaciones, nieblas, viento, temperaturas inadecuadas... Siempre según Agroseguro, de 2010 a 2014 en Aragón hubo 2.112 siniestros del primer tipo y 2.108 del segundo. En ambos casos supusieron el 4,7% del total de partes y afectaron al 0,8% y al 1,1% del total de hectáreas con algún daño.

A pesar de su importancia decreciente, las heladas todavía son la quinta causa de siniestros agrícolas, ya que en el periodo estudiado provocaron el 4,1% de los partes de daño y afectaron al 2% de la superficie con pérdidas. Ya continuación se situaron las inundaciones y las lluvias torrenciales –3,6% y 1,6%–, los vientos huracanados –2,8% y 1,8%– y los incendios –0,3% y 0,1%–. Aunque no aparece en los registros del último lustro, el delegado territorial de Agroseguro recalca también el crecimiento que están experimentando los daños causados por animales. "En Aragón también están empezando a ser un problema importante", advierte.

Cruzán insiste en destacar "la magnitud" de todas estas cifras. "Esta es una comunidad en la que el sector agropecuario tiene un peso enorme y en la que los seguros agrarios son fundamentales –recalca–. Contratar una de nuestras pólizas no solo reduce la exposición a los distintos riesgos, también reduce la posibilidad de quiebra". En los últimos años, el volumen total de indemnizaciones abonadas por Agroseguro en Aragón, incluidas las ganaderas, ha oscilado entre los 35 y los 67 millones de euros. "Ese dinero no sostiene solo a los agricultores, sino que llega a todos los sectores que dependen del campo directa o indirectamente", recuerda su delegado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión