Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La reforma de Alcalde Caballero afronta su momento decisivo con la ampliación del puente del tren

La obra, en la que la DGA invierte 1,4 millones, comenzó en abril y podría estar concluida para las fiestas del Pilar.

Para que quepa la acera y el carril bici en cada sentido se crean plataformas de cuatro metros.
Para que quepa la acera y el carril bici en cada sentido se crean plataformas de cuatro metros.
f. jiménez

Las obras empezaron el pasado mes de abril y avanzan a buen ritmo. Poco a poco comienza a adivinarse cómo será la nueva avenida de Alcalde Caballero, que se está renovando gracias a un ambicioso proyecto diseñado por el Ayuntamiento y a una inversión de 1,4 millones de euros que aporta el Gobierno de Aragón.

Esta semana comenzó el asfaltado en el tramo comprendido entre la Ronda de la Hispanidad y la calle de Monasterio de las Descalzas Reales, si bien lo más significativo es que ya puede verse cómo se han ampliado algunos espacios en el puente sobre el ferrocarril. Es una de las actuaciones más llamativas, que dará como resultado unas amplias aceras (conseguir un paso transitable ha costado más de veinte años de reivindicación) e incluso un nuevo carril bici, que conectará a los ciclistas de La Jota y del Picarral. Esta ampliación se está haciendo simultáneamente en ambos sentidos de circulación y ya puede verse cómo se ha multiplicado el espacio de la plataforma del puente. Este ‘crecimiento’ es posible gracias al uso de 1.108 metros cuadrados de placas de hormigón prefabricado, que emergen en voladizo en el entorno del puente reforzado con vigas a cada lado del tablero.

Explican fuentes municipales que la avenida –allá por la década de 1950– se construyó concebida únicamente como una arteria para organizar el tráfico rodado y el actual proyecto incide en dotarle de un aspecto urbano mucho más amable. De hecho, se creará una acera continua desde la calle de Escatrón y hasta Claudio Tolomeo, y se facilitarán los pasos necesarios para facilitar el acceso a los polígonos colindantes de Cogullada y Molino del Pilar. Con las obras también se ha aprovechado para renovar redes de saneamiento y se van a colocar medio centenar de farolas nuevas.

Los vecinos del entorno confían en que para septiembre se pueda reabrir al tráfico el grueso de la avenida y únicamente critican que la obra no se haya hecho por carriles o fases porque su cierre completo obliga –incluso a los peatones– a dar rodeos por Marqués de la Cadena. En los próximos días los trabajos afectarán a la intersección de la avenida con la carretera de Cogullada, donde acudirá la Policía Local para regular el tráfico y evitar posibles retenciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión