Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las tres capitales aragonesas tendrán que devolver 13 millones a Hacienda

Más de 12 millones de esta deuda le corresponden a Zaragoza. Teruel, la capital que menos debe.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
Reuters

Zaragoza, Huesca y Teruel deberán reintegrar a las arcas del Estado algo más de 13 millones de euros. Esta es la cifra de 'deuda' que se desprende de la liquidación definitiva de la recaudación tributaria correspondiente al año 2013, publicada recientemente. En este documento que maneja el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se estima que las tres capitales aragonesas cobraron cantidades de dinero indebidas por valor de 13 millones a través de los siete impuestos participados por las entidades locales y el llamado Fondo Complementario de Financiación.

Casi la totalidad de la deuda, en torno a 12,2 millones, le corresponden en exclusiva al ayuntamiento de la capital aragonesa, tal y como ponen de relieve los datos facilitados por el departamento que dirige Cristóbal Montoro.

Es el Fondo Complementario de Financiación el que acumula mayor cuantía de deuda: algo más de 11,9 millones en el caso de Zaragoza, 471.761 euros en lo referente a Huesca y 311.250 en Teruel.

Respecto a los impuestos participados (IRPF, IVA, alcohol, cerveza, tabaco, productos intermedios e hidrocarburos), se estima que en las arcas de la capital aragonesa se ingresaron algo más de 253.300 euros que no les correspondían, mientras que en Teruel los cobros indebidos alcanzaron los 28.000 euros. En Huesca, por su parte, este apartado arroja una cantidad positiva de 7.000 euros.

Las tres capitales de provincia perciben el dinero de la recaudación tributaria en virtud del sistema de cesión: reciben una porción del rendimiento de cada impuesto pero en ningún caso se les cede facultades de decisión o de gestión sobre ellos. Además, esta participación en la recaudación es independiente de la de las comunidades autónomas.

Buen conocedor de las estrecheces por las que pasan en los últimos años las cuentas bancarias de las instituciones públicas, el ministerio ha establecido un sistema flexible de reintegro de las cantidades adeudadas.

Así, siguiendo la información facilitada en una circular a los ayuntamientos por la Federación de Municipios y Provincias, los reintegros podrán fraccionarse “en un período de 10 años” (120 mensualidades) a partir de enero del próximo año, siempre que lo soliciten los propios ayuntamientos y diputaciones, que en algunos casos también adeudan dinero al ministerio.

En el grupo de 'deudoras' se encuentran las tres instituciones provinciales aragonesas, que en total deben unos 11,3 millones de euros. En torno a 6,2 le corresponden a la DPZ, 2,8 a la DPH y 2,3 a la DPT.

Ayuntamientos que no deben nada

La situación que dibuja la liquidación definitiva de la recaudación de 2013 para las tres capitales aragonesas no es ajena al resto de ayuntamientos de la Comunidad. De hecho, son muy pocos los que no deben dinero: tan solo 185 ayuntamientos aragoneses no tendrán que devolver dinero a Hacienda, según los datos facilitados en la liquidación.

Entre los ayuntamientos con deudas más reseñables aparecen Jaca (218.565 euros), Barbastro (146.170) y Sabiñánigo (140.165) en Huesca; Andorra (181.797) y Alcañiz (160.709), en Teruel; y Calatayud (221.748), Utebo (180.097) y Borja (172.262), en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión