Despliega el menú
Aragón

Alegato del cardenal Abril en favor de los pobres y contra una economía "sin corazón"

El prelado dijo en Alfambra que los poderes económicos están al servicio del dinero pero no de las personas. Reivindicó la dimensión religiosa de los festejos patronales en la misa que ofició con motivo de la Asunción.

El cardenal Santos Abril recibe las ofrendas de un grupo de niños en la iglesia de Alfambra.
El cardenal Santos Abril recibe las ofrendas de un grupo de niños en la iglesia de Alfambra.
jorge escudero

El cardenal Santos Abril afirmó ayer en Alfambra, su localidad natal, que la economía mundial "no tiene corazón" porque responde al egoísmo y "no tiene en consideración el bien de las personas. Solo sirve para enriquecer a los más ricos y empobrecer a los más pobres".

El prelado, que no falta ningún año a la misa que se oficia con motivo de la Asunción dentro de las fiestas patronales, añadió en una iglesia parroquial llena hasta la bandera que una economía al servicio del dinero y no de la gente es "inhumana".

Santos Abril leyó la homilía acompañado de dos sacerdotes y ante un público numeroso encabezado por los miembros de la corporación municipal. El cardenal defendió los valores religiosos y la generosidad como los mejores antídotos contra el egoísmo y en contra de las directrices de los poderes económicos, que, a su juicio, solo buscan el beneficio monetario.

El religioso reivindicó la "dimensión trascendente que tiene el ser humano, lo quiera o no", pero reconoció que la sociedad actual tiende hacia un "mayor laicismo". Invitó, no obstante, a los feligreses que le escuchaban a "no asustarse" ante esta perspectiva. Recordó que ha habido "otros momentos" históricos en los que también ha predominado la tendencia secularizadora y muchas personas pudieron "vivir con dignidad" apoyadas en sus sentimientos religiosos.

El cardenal turolense, de 79 años, sonó como candidato al trono pontificio en algunos momentos del cónclave que en 2013 eligió al sucesor de Benedicto XVI, aunque finalmente fue proclamado el argentino Jorge Mario Bergoglio, que accedió al papado con el nombre de Francisco.

Santos Abril se ha consolidado como un hombre cercano al pontífice, que, entre otros cargos, le ha nombrado presidente de la comisión encargada de vigilar el Instituto para las Obras de Religión, más conocido como Banco Vaticano.

Abril relató en la homilía algunas experiencias vividas al lado del pontífice, como un viaje a Venezuela donde visitaron santuarios marianos. Mencionó, además, la preocupación del papa –con el que se encuentra "muchas veces", según dijo–, por "la perdida del sentido del gozo que produce dar a los demás".

Los asesinatos de Cuenca

También aludió, aunque brevemente, al brutal asesinado de dos jóvenes de Cuenca –Marina Okarynska y Laura del Hoyo– presuntamente a manos del novio de la primera de ellas, Sergio Morate. El religioso afirmó que la reciente muerte de estas "dos chicas sin culpa" es consecuencia de "la falta del mínimo respecto a los demás".

El ilustre alfambrino remarcó la dimensión espiritual de las fiestas patronales y señaló que las convicciones religiosas deben conducir a la generosidad. Animó a los presentes a "hacer algo útil" para que la existencia de otras personas sea "más humana". Tras la misa en honor a la Asunción, Santos Abril encabezó la procesión que recorrió las calles del pueblo.

Entre el público que abarrotó el templo parroquial, figuraba el alcalde, Francisco Abril, que resaltó el efecto promocional que tiene para el pueblo contar con el único cardenal de la provincia en muchos siglos. El religioso permanece durante el mes de vacaciones en Alfambra. Su visita coincide con las fiestas patronales, que registran una multitudinaria presencia de visitantes.

El alcalde explicó que la población, con 580 habitantes censados, se multiplica por cinco en estas fechas. "Da gusto ver la plaza llena de gente en los actos festivos. Nos gustaría que el pueblo estuviera así todo el año", señaló el edil.

Etiquetas
Comentarios