Despliega el menú
Aragón

El convenio entre la DPZ y el Ayuntamiento tiene pendientes 17 obras en los barrios rurales

El arreglo de las acequias de Peñaflor y Monzalbarba y de la costera de Alfocea darán inicio tras el verano.

El Justicia pide que se respeten los árboles de Casetas. La renovación de servicios de la avenida de la Constitución de Casetas obligará a talar, al menos, 19 árboles de gran tamaño.
El Justicia pide que se respeten los árboles de Casetas. La renovación de servicios de la avenida de la Constitución de Casetas obligará a talar, al menos, 19 árboles de gran tamaño.
maite santonja

Ya se han completado 17, pero quedan otras tantas pendientes por valor de más de un millón de euros. La concejal de Participación Ciudadana, Elena Giner, dio cuenta en la pasada comisión del área del avance de las obras en los barrios rurales, comprometidas gracias al convenio entre la DPZ y el Ayuntamiento. El acuerdo contempla 41 intervenciones –actualmente hay siete en marcha– pero algunas que ya deberían haber comenzado se han topado con trabas como conflictos en la propiedad de los suelos, la necesidad de estudios geológicos o las quejas vecinales, como ha sucedido con la reforma del paseo de la Constitución de Casetas y su más que probable tala de árboles.

Muchas de estas obras responden a reivindicaciones históricas de los barrios y sus alcaldes esperan impacientes el comienzo. "Nos han dicho que empezarán después del Pilar, que ahora no pueden dejar la acequia sin servicio para los regantes pero que en cuanto recojan la cosecha se dará luz verde al entubado de la acequia", comenta Joaquín Tiestos, alcalde de Monzalbarba. En este barrio ya se ha mejorado el pavimento de la calle de La Joyosa, pero queda pendiente el cubrimiento de la acequia (a la altura de la calle Tejero de Molina) que está presupuestado en 23.000 euros.

Una intervención similar espera su turno en Peñaflor, en donde también se tendría que estar cubriendo la acequia Caidero pero las obras se han pospuesto –al menos– hasta septiembre, según explica el alcalde, Joaquín Fleta. En su día hubo problemas de titularidad de los terrenos (no eran municipales sino de los regantes), lo que hizo que el servicio de contratación de la DPZ devolviera el proyecto y recomendara recurrir a la plurianualidad del convenio.

Elena Giner informó en la comisión del área que los cubrimientos de ambas acequias ya están adjudicados y que las obras pendientes en los barrios de Alfocea y Torrecilla de Valmadrid se realizarán este mismo año. En el primer caso se trata de arreglar del escarpe para que no haya desprendimientos en el camino de entrada a la localidad. Se destinarán 535.617 euros para adecentar la costera, pero la intervención resultaba tan compleja que requirió el informe de un ingeniero de minas. "Parece que los problemas con la titularidad de los suelos se han solventado y que las obras comenzarán enseguida", cuenta el alcalde Gonzalo Aragüés, que también explica que esta misma semana las máquinas han vuelto al barrio, esta vez, para recuperar las carreteras que destrozaron las últimas riadas.

En el caso de Torrecilla, que aspira a reparar las filtraciones de la balsa, la obra está a la espera de solucionar "problemas técnicos" en la comisión de seguimiento con la DPZ. "Hay que tener en cuenta que muchas de estas obras son las nuevas y se incluyeron en las modificaciones introducidas en las adendas al convenio", justifican fuentes municipales que, no obstante, aseguran que su ejecución se realizará "a lo largo de este ejercicio 2015".

Etiquetas
Comentarios