Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Una historia de guerrilleros, héroes y perdedores

El caspolino Amadeo Barceló publica un estudio sobre el maquis en el Bajo Aragón.

Grupo de la 21ª Brigada antes de cruzar a España en el marco de la operación Reconquista de España.
Grupo de la 21ª Brigada antes de cruzar a España en el marco de la operación Reconquista de España.

"Quería escribir un artículo de 15 o 20 páginas, porque creía que Caspe y su comarca, tras la Guerra Civil, fueron para el maquis tan solo una zona de paso, y al final me ha salido un libro de 450 páginas". Amadeo Barceló (Caspe, 1974), acaba de publicar ‘¡Viva el maquis!’, un libro que no solo cuenta las actividades llevadas a cabo por los guerrilleros tras la guerra, sino que también recupera un ramillete de biografías apasionantes. El ensayo, publicado por Los Libros del Agitador, se ha presentado ya en Caspe, Fabara y Maella, y próximamente lo hará en Nonaspe (25 de julio), Alacón (7 de agosto), Josa (14 de agosto), Alcañiz (septiembre), Sariñena y Toulouse. El libro, además, está escrito de tal manera que el lector acompaña a Amadeo Barceló en sus pesquisas y entrevistas, por lo que engancha desde las primeras páginas. Una parte de sus investigaciones las anticipó Barceló en agosto pasado en las páginas de HERALDO, en un artículo que escribió al hilo de un homenaje que se iba a tributar en Francia a los españoles (entre ellos, nueve aragoneses) que participaron en la famosa operación contra la Wehrmacht en Tornac.

El libro arranca con las indagaciones acerca de un personaje fascinante. "Me dijeron: “Podrías acercarte a Maella, que hay uno de allí que era cura y anarquista”. Curiosamente, en Maella todo está fresco y se recuerdan muchas cosas. El cura era Ramón Rufat, un anarquista que fue espía de la República y cuyo hermanastro, falangista y divisionario, era agente doble. Luego averigüé que Rufat llegó a falsificar su propia sentencia de muerte, ‘conmutándola’ por una pena de 20 años. Su biografía es increíble. Muchos de los personajes del libro se han ido dibujando así. He partido apenas de un dato o de un comentario y, poco a poco, buscando en archivos y hablando con la gente, he perfilado toda su trayectoria vital". Y así, en las páginas de la obra van surgiendo personajes como el caspolino Francisco Centol, condecorado como héroe de guerra en Francia; o el capitán Camarasa, cuya última carta antes de ser fusilado estremece el ánimo del lector; Francisco Zueco, Ángel Fernández... Y junto a las peripecias individuales, algunas colectivas.

Contra la Wehrmacht

"Cuando llevaba un año investigando sobre la CNT y los anarquistas en el Bajo Aragón entre 1944 y 1949 –relata Barceló–, me di cuenta de que no tenía sentido hablar de aquello sin contar las actividades del maquis en Francia, así que empecé a buscar documentación sobre los campos de internamiento y sobre cómo cambió la percepción de los franceses hacia los republicanos españoles, para acabar contando con ellos en la lucha contra los alemanes. Fui descubriendo a bajoaragoneses en el maquis francés... hasta que encontré con el historión de La Madelaine (la batalla citada contra la Wehrmacht, cuando el 25 de agosto de 1944, 32 españoles, de los que nueve eran aragoneses, lograron rendir a una columna entera de alemanes compuesta por 700 soldados). Dos de los aragoneses que participaron todavía vivían, así que hablé con ellos".

El libro aporta también datos novedosos sobre la llamada Operación Reconquista de España, la invasión del valle de Arán en octubre del 44, con la que se preveía suscitar un levantamiento popular contra Franco y que acabó en menos de una semana con un rotundo fracaso para los guerrilleros, que ni siquiera pudieron tomar Viella. Barceló ha seguido el rastro a los bajoaragoneses que participaron en aquella operación. "Una de las preguntas que me he ido haciendo durante los tres años en que he trabajado en este libro es por qué hasta ahora nadie se había puesto a investigar las circunstancias del maquis en el Bajo Aragón. Quizá haya sido porque todavía hay tabúes vigentes. Pero luego, cuanto te presentas a la gente y cuentas lo que estás buscando, te abren su corazón y te acaban contando cosas que sienten muy íntimas y que normalmente no cuentan a nadie".

Ha reconstruido la biografía de casi todos los personajes importantes del maquis con los que se ha topado. "He querido que los lectores compartieran mis emociones y mi búsqueda–concluye–. Al final, esta gente no hizo otra cosa que luchar por sus ideales y por la libertad. Me parece importantísimo sacarlos del anonimato, especialmente a los que fueron víctimas y auténticos héroes de guerra. Si lo de la batalla de La Madelaine no se conoce más, es porque sucedió el mismo día en que se tomó París a los alemanes, y eso oscureció ese episodio bélico absolutamente excepcional".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión