Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Más de 4.000 personas reviven el estreno del tren internacional

Canfranc recreó la inauguración de la estación de ferrocarril hace 87 años. El tono reivindicativo se escuchará hoy en la concentración para pedir la reapertura de la vía, cortada en 1970.

La novedad fue el acto en el túnel ferroviario de Somport
La novedad fue el acto en el túnel ferroviario de Somport
laura zamboraín

Canfranc volvió ayer a 1928, año de la inauguración de la Estación Internacional de ferrocarril, que supuso la apertura de una nueva vía de comunicación entre España y Francia, consiguiendo de esta manera atravesar los Pirineos, una frontera infranqueable hasta entonces. Sin embargo, esta alegría duró tan solo 42 años, ya que en 1970 un accidente provocó el cierre de la línea, que no se ha vuelto a abrir. Fue una jornada festiva y la reivindicativa llegará hoy, al mismo lugar donde ayer más de 4.000 personas disfrutaron con un acto sencillo, pero que trascendente en aquella época.

La emblemática estación vistió sus mejores galas para recibir al Rey de España Alfonso XIII y el presidente de la República Francesa, Gaston Doumergue, que con un abrazo simbolizaron esa unión de lazos entre los dos países. El acto de recreación comenzó pasadas las 12.30, ya que el tren histórico que salió de Zaragoza se retrasó unos 20 minutos. En primer lugar, apareció la banda de ingeniería de Jaca y seguidamente hizo acto de presencia Alfonso XIII acompañado de otras autoridades de entonces como Primo de Rivera. El monarca fue aclamado por el público a su paso por el puente de la estación, y una vez lo cruzó, apareció el representante francés, en un vehículo de época. Tras escuchar los himnos francés y español, el Rey español y el presidente de la República Francesa subieron al atril y leyeron sus discursos.

"Hoy se abre una nueva vía de comunicación para darnos la mano entre los dos pueblos que tenemos el honor de representar", dijo el monarca. Por su parte, Doumergue definió este hecho histórico como "un nuevo lazo de unión entre Francia y España". Igualmente se refirieron al edificio de la estación como "un puente de unión entre España y Francia", pero esto actualmente sigue siendo un deseo porque el ferrocarril sigue cortado.

Una vez que finalizaron los discursos tuvo lugar una actuación del grupo Uruel de Jaca y otra de un grupo francés, y tras finalizar éstas, ambos mandatarios se subieron en los vehículos y abandonaron la estación, para desplazarse hasta el túnel ferroviario de Somport, que engalanado con las banderas de España y Francia, que ayer ondearon por todo Canfranc, también fue inaugurado. Esta fue una de las novedades de esta edición, ya que la idea es ir sumando cada año nuevos actos para darle más contenido a la recreación, que ya se ha convertido en una cita anual obligada en esta localidad del valle del Aragón.

Luis Merchán, que se metió en la piel del monarca español por unas horas, se mostró "contento y satisfecho" por el resultado de la recreación, porque "es algo que va creciendo, cogiendo dinámica y funciona". Reconoció haber pasado nervios, "es normal", dijo, ya que "tienes a mucha gente delante". Respecto a los discursos, apuntó que "suelen ser bastante pesados, pero para este acto hemos intentado hacer dramaturgia y que se compense el espíritu del texto original, pero trasladándonos a nuestros tiempos donde el nivel de comunicación es mayor". Y también reconoció que los discursos podrían valer perfectamente para la actualidad, "aunque la pena es que la línea sigue cerrada".

Por su parte, el alcalde de Canfranc se mostró "abrumado" por la buena respuesta tanto del público asistente como de los figurantes que participaron. "No podíamos imaginar que en solo dos años íbamos a conseguir esto", añadió. Al coincidir este año en sábado "sabíamos que iba a haber más gente, pero no tanta". Por ello, "hemos sido previsores en casi todo, porque sabíamos que la afluencia podía ser así, y la organización ha funcionado a la perfección, teniendo en cuenta que la logística para este tipo de actos es complicada", aseguró.

Entre el público asistente estuvo el subsecretario de Estado de Fomento, Mario Garcés, al que Sánchez agradeció su presencia, y otras autoridades locales, con alcaldes de la zona como el de Jaca, Juan Manuel Ramón, o el de Castiello, Álvaro Salesa, y la nueva presidenta de la comarca de la Jacetania, Montse Castán.

Otro de los atractivos de la jornada de ayer fue el Tren Azul, que llegó a Canfranc procedente de Zaragoza, compuesto por un vagón restaurante de los años 20 que se rehabilitó en los 40, dos coches camas de las décadas de los 60 y 70, así como tres furgones de correos. El público formó largas colas para contemplar los vagones históricos por el interior.

Tras la jornada festiva que se vivió ayer en Canfranc, hoy llegará el día reivindicativo, con la concentración convocada por la Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco), a partir de las 12.00 en la Estación Internacional, en la que una vez más se volverá a pedir la reapertura de la línea de ferrocarril, con la vista puesta en 2020, más aún cuando en Francia las obras avanzan a buen ritmo y cuando éstas finalicen solo quedarán 25 kilómetros para llegar a la frontera con España.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión