Despliega el menú
Aragón

"Venimos a un equipo grande"

Isaac Carcelén y Jorge Díaz, presentados ayer en La Romareda, recuerdan que el Real Zaragoza es "un club histórico" y su lugar es "la Primera División".

Isaac Carcelén –izquierda–y Jorge Díaz, ayer en el estadio municipal de La Romareda.
Isaac Carcelén –izquierda–y Jorge Díaz, ayer en el estadio municipal de La Romareda.
maite santonja

"Venimos a un equipo grande, histórico, que debe regresar ya mismo a la élite". Isaac Carcelén y Jorge Díaz, los dos últimos refuerzos del Real Zaragoza, ofrecieron ayer el mismo discurso durante su presentación oficial. Ambos exhibieron compromiso, ambición y descaro, y una fe inexorable en sus posibilidades de triunfo. Y, sobre todo, son conscientes de la exigencia del próximo ejercicio, donde el único resultado válido pasa por el ascenso a la Primera División. Un reto que, sin embargo, asumen con convicción y entereza. "En mi caso, jugar aquí, en un club tan grande como el Real Zaragoza, ya supone una gran motivación", confesó Isaac Carcelén, que afrontará su primera experiencia en el fútbol profesional tras haber actuado en el Betis B las cuatro últimas campañas.

"Creo que era el momento de seguir progresando, después de haber competido tres años en la Segunda División B. Vengo con el ánimo de adquirir minutos en la categoría y, sobre todo, con la intención de ayudar al equipo en todo lo posible para conseguir el objetivo del ascenso", explicó Isaac, lateral derecho de 22 años, quien llega al Real Zaragoza con la carta de libertad.

El defensa también se desenvuelve sin dificultades en el lateral izquierdo e, incluso, ha actuado con solvencia en posiciones más adelantadas. "En el medio, de extremo derecho, de extremo zurdo... En el Betis Bocupé diferentes demarcaciones, ya que siempre conté con la confianza de Juan Merino, el entrenador. Juegue donde juegue, siempre intento hacerlo lo mejor posible para que gane mi equipo", anunció Isaac, quien consideró que el Real Zaragoza "debe regresar a la categoría que le corresponde, que es la Primera División", porque se trata "de un histórico del fútbol español, de un club grande". Por ello, insistió en que su fichaje por el cuadro zaragocista, que contempla tres años de contrato, "supone sin duda un gran salto deportivo" en su carrera.

Polivalencia y carácter

También Jorge Díaz, de 26 años, ha firmado para las tres próximas temporadas con el club aragonés. Y también llega al Real Zaragoza con la carta de libertad. "Aportaré compromiso", advirtió el extremo derecho, quien ha jugado los tres últimos años en el Albacete. "Cuando me pongo una camiseta lo doy todo, tanto en los partidos como en los entrenamientos, y creo que estoy capacitado para estar aquí", anunció el futbolista uruguayo, quien cuenta también con la nacionalidad española.

Al igual que Isaac, Díaz también recordó "la grandeza"que rodea al club aragonés, "que no puede permitirse ni un año más en Segunda", porque "esta ciudad y esta grandísima afición son de Primera". En este sentido, no disimuló sus ambiciones: "Vengo al Real Zaragoza con la única idea de subir. Hay presión, porque el objetivo es alcanzar la máxima categoría; pero es una presión bonita, porque nos ayudará a darlo todo desde el primer día".

Díaz se desenvuelve habitualmente en la demarcación de extremo diestro, aunque puede actuar también en la izquierda y en la mediapunta. "¿Mi posición predilecta? Realmente me da igual dónde ubicarme, si con ello puedo contribuir a la victoria de mi equipo. Me siento cómodo por cualquier banda, por el centro, de delantero... yo juego donde sea", argumentó el exfutbolista del Albacete, quien confesó, además, que disponía "de varias ofertas para la próxima temporada", pero que decidió fichar por el Real Zaragoza "con los ojos cerrados".

Díaz completó muy buenas actuaciones durante la primera vuelta de la competición, pero su protagonismo se redujo drásticamente tras el ecuador de la Liga. "Estaba jugando bien, y había marcado cinco goles en el tramo inicial; pero los resultados no acompañaban al equipo y el técnico decidió hacer cambios. A partir de ahí, el Albacete comenzó a ganar y me costó más entrar. Son cosas del fútbol", recordó el extremo, quien consideró "posible" alcanzar "los ochos goles"con los zaragocistas.

Con los fichajes de Isaac y Jorge Díaz, el Real Zaragoza ha acometido ya seis nuevas incorporaciones para el siguiente curso. Anteriormente fueron contratados Marc Beltrán y Pape Male Diamanka, ambos procedentes del Leganés, y Aria Jasuru Hasegawa, quien actuó el curso pasado en el Cerezo Osaka de la Liga japonesa. Y ayer se cerró el fichaje del polaco Wilk. Todos han ingresado en el club zaragocista con la carta de libertad.

Etiquetas
Comentarios