Aragón
Suscríbete

El talento del Jazz de Aragón se forja en Estadilla

El proyecto pedagógico Jazz for kids reúne en la localidad oscense a 25 niños de varias escuelas musicales y conservatorios de la Comunidad para aprender música creativa.

Los jóvenes integrantes de la banda The Ninjazz Mission, que representa el proyecto Jazz for kids.
Los jóvenes integrantes de la banda The Ninjazz Mission, que representa el proyecto Jazz for kids.

Aprender una disciplina como el jazz que no se enseña en las escuelas musicales y conservatorios de Aragón, ensayos, piscina para sofocar el calor y conciertos. Esto es lo que están realizando a lo largo de esta semana en Estadilla 25 jóvenes llegados de 12 localidades de Aragón y que constituyen la cantera jazzística de nuestra comunidad.

El proyecto pedagógico Jazz for kids o la Escuela de Jazz para niños suma su segundo año de vida bajo la batuta de Daniel Escolano, uno de los muchos músicos que ha dado Estadilla –cuna de orquestas y de artistas–, colaborador en varios formaciones musicales y docente.

A lo largo de cada año, la Escuela de Música de Jazz for kids se reúne cuatro veces. El de este verano es el séptimo encuentro por lo que resta uno más que se realizará en función de los periodos vacacionales de los alumnos.

Además del contrabajista Dani Escolano, el proyecto pedagógico cuenta con el respaldo del pianista Alejandro Esperanza y el batería José Antonio López.

Hasta el próximo día 4 se impartirán clases de jazz y música creativa donde participarán jóvenes músicos integrantes de escuelas municipales de música y conservatorios de todo Aragón, algunos de ellos integrantes en The Ninjazz Mission, la banda que representa el proyecto pedagógico Jazz for kids. En esta ocasión, hay una total de 25 alumnos y un cuerpo docente de cinco profesores, donde se incluye el bajista Nicolás Mellón y el saxofonista Carlos Santos.

Se realizan actividades de forma individual y colectiva, donde el trabajo de la improvisación y la creatividad es el eje fundamental. Combos de jazz , taller de improvisación o ‘big band’ son las actividades a trabajar en esta edición.

"La filosofía es ayudar a niños que quieren estudiar este tipo de música y tienen muchas posibilidades", recalca Escolano. Un ejemplo es la trompetista y voz Milena Casado, un talento del jazz altoaragonés, que tras pasar por el aula de Escolano ha conseguido entrar en el Conservatorio de Amsterdam.

Una alternativa a los jóvenes

Escolano decidió crear esta escuela para ofrecer a los chavales la posibilidad de "aprender una disciplina como el jazz que no está reglada en Aragón. Nuestra misión, por lo tanto, es que los niños aprendan jazz, que no se enseña ni en escuelas de música ni en conservatorios", señala. El propio Solano tuvo que marcharse fuera de Aragón para estudiar jazz. Y en su estancia en Francia conoció un modelo educativo que mezcla lo pedagógico con lo cultural.

"En una pequeña población del sur de Francia de 1.000 habitantes, similar a Estadilla, se celebra el mejor festival jazz del país y entre grandes grupos internacionales también actúan los alumnos de la escuela de jazz", explica Solano. Este hecho y la metodología a seguir (varios encuentros anuales en los que se trabaja de forma intensa con varios instrumentos) le sugirió la idea de crear una escuela en su pueblo natal y atraer a niños de todo Aragón con ciertas aptitudes para profundizar en un nuevo lenguaje musical, el jazz.

"No es un curso al uso de música. Son sesiones de trabajo muy intensas por el nivel de actividades y de conciertos que tenemos. La Escuela de Jazz para niños lo pensamos como un centro de alto rendimiento de música en el que trabajamos durante seis o siete horas, más ensayos, y la participación en festivales con estrellas internacionales", apunta su director.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión