Aragón
Suscríbete

Ritmos africanos para ayudar a los niños

El cantante internacional Wes Madiko apadrina un proyecto benéfico con el que se pretende construir un centro para niños discapacitados en su país, Camerún. El mes pasado se organizaron una serie de actos en la capital aragonesa para recoger apoyos para la iniciativa.

El cantante camerunés Wes Madiko, el mes pasado en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
El cantante camerunés Wes Madiko, el mes pasado en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Asier Alcorta

A pesar de que la discapacidad esté cada vez más aceptada en nuestra sociedad, en otros países no está considerada de igual forma. "En Camerún, ser discapacitado o tener un hijo con minusvalías físicas o psicológicas está considerado como una maldición. La gente siente vergüenza de esos niños y suele abandonarlos", señala la camerunesa Vanessa Essiben, presidenta de la Asociación Sawa, una ONG que se dedica a ayudar a los niños discapacitados de ese país.

Esta entidad organiza –en colaboración con el Ayuntamiento y otras instituciones– desde hace cuatro años en Zaragoza el ‘Concierto Verde Solidario’, un evento en el que se puede disfrutar de actuaciones musicales, exposiciones y documentales –en el Centro Joaquín Roncal y en el Centro de Historias de la ciudad– con el fin de recaudar fondos para el proyecto ‘Escuela en Duala’, un centro especializado para niños con discapacidades físicas e intelectuales en la capital económica de Camerún.

La iniciativa surgió en la sede que Sawa tiene en la capital aragonesa hace tres años. "No quería ser telespectadora de esta difícil situación y por eso decidí actuar. En mi país, la mayoría de los chicos no pueden acceder a la enseñanza. Sobre todo, hay centros privados y, como hay tantas familias pobres, los jóvenes suelen pasarse el día en la calle mendigando. Por eso hacemos esto. Queremos que estos niños tengan una educación, que puedan formar parte de la sociedad y que el día de mañana sean autosuficientes", apunta Essiben.

Ante los elevados fondos necesarios para este cometido, algunos miembros de Sawa contactaron hace tres años con un cantante camerunés de talla mundial para que apadrinase el proyecto: Wes Madiko. El intérprete, autor de uno de los temas de la banda sonora de El Rey León 2 (1998) y de la canción oficial de la Copa de África 2013, no dudó en sumarse a la iniciativa y acudió en 2012 a Zaragoza para conocer los detalles del futuro centro de Duala.

El mes pasado, Madiko volvió a la capital aragonesa para colaborar personalmente en los actos que Sawa organizó para el ‘4º Concierto Verde Solidario’. "Quise involucrarme desde el principio con este proyecto porque estoy muy sensibilizado con los niños discapacitados de todo el mundo, pero más de un país como el mío, donde los recursos son muy limitados. Por eso tenemos que ayudarles todo lo posible", apunta el intérprete.

Tanto Madiko como los miembros de la asociación están muy contentos con la afluencia que han tenido los actos en la ciudad y con los apoyos que están recogiendo: "Zaragoza es un sitio genial, la gente es muy sociable y nos ha acogido con mucho cariño", relata. Tanto es así que el artista quiere cantar próximamente en la ciudad: "Por supuesto que daré pronto un concierto aquí. Creo que mi trayectoria ayudará a que pueda venir mucha gente y, como los fondos recaudados irán dirigidos a financiar el centro, eso podría ayudar mucho al proyecto", indica el autor.

Un proceso complejo

Para reclutar apoyos, tanto los integrantes de la ONG como Madiko han establecido contactos con diversas personalidades para que se sumen a la iniciativa: "He hablado con varias personas famosas de mi país: cantantes, futbolistas, etc. Que se han mostrado muy dispuestos a colaborar, Samuel Eto’o es uno de ellos. También he contactado con diversas celebridades de Japón y Estados Unidos que nos han dicho que nos echarán una mano con lo que puedan", comenta el intérprete.

De todas formas, el proyecto aún se encuentra en su fase inicial y, por el momento, sus impulsores aún no han recogido mucha financiación: "Acabamos de diseñar el centro y el alcalde de Duala ya nos ha cedido el terreno en el que se construirá, pero aún no tenemos fondos suficientes. En agosto tenemos pensado viajar allí para concretar cuánto será el coste total y cómo se hará la construcción. Camerún no tiene convenio de colaboración con España y para estimular la iniciativa estamos intentando que se produzca un hermanamiento entre Zaragoza y Duala", apunta Essiben.

Para el diseño del centro, los miembros de Sawa contactaron hace tres años con Carlos Navarro, un arquitecto zaragozano que dirige el estudio Bhaus. "Empecé a colaborar hace tiempo con Arquitectos Sin Fronteras en Senegal y posteriormente Sawa me pidió que les ayudase con el centro de Duala y acepté", señala.

"La idea es construir un espacio de 4.500 metros cuadrados de superficie que acoja a chavales con diferentes minusvalías, para lo que hemos tomado como referencia los emplazamientos que Atades tiene aquí y hemos estudiado la zona para que el lugar esté protegido del sol y tenga ventilación suficiente", indica Navarro. "La intención es que se ofrezcan talleres educativos, actividades deportivas, comedor, huertos y alojamiento para dar servicios a unos 500 chavales en diferentes turnos", concluye el arquitecto.

El Concierto Verde Solidario volverá el año que viene a Zaragoza y con él, el esfuerzo que un grupo de personas está poniendo para que los niños discapacitados de Camerún puedan tener una vida mejor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión