Despliega el menú
Aragón

El Museo de Ciencias Naturales abrirá sus puertas en el mes de octubre

La Universidad de Zaragoza ha encargado a Javier Sanz y Miguel Casanova la elaboración de los audiovisuales que se verán en el centro.

La vicerrectora Concha Lomba contempla algunas piezas del museo.
La vicerrectora Concha Lomba contempla algunas piezas del museo.
oliver duch

El Museo de Ciencias Naturales que la Universidad Zaragoza tenía previsto abrir antes del verano en el Edificio Paraninfo se inaugurará finalmente en octubre. Con una superficie de 1.000 metros cuadrados, mostrará al visitante un panorama resumido de la historia de la vida en el planeta. Y tendrá numerosas piezas únicas, que solo podrán verse en la capital aragonesa.

El acondicionamiento interior del espacio está concluido, así como las tareas de pintura; se sigue trabajando en la instalación y dotación de las vitrinas y se ha terminado el diseño del logotipo y la imagen del centro.

"Se está acabando de hacer todo el mobiliario del museo –asegura Concha Lomba, vicerrectora de Proyección Social y Cultural de la Universidad de Zaragoza e impulsora del proyecto–. Estudio Versus ha acabado también el diseño del logotipo y la imagen del centro. Faltan aún algunos detalles y pensamos que la inauguración puede ser en octubre, tras las fiestas del Pilar".

La colección del museo se ha enriquecido en los últimos meses con fósiles y animales naturalizados del fondo Lucas Mallada de la antigua Escuela de Magisterio de Huesca. Y se sigue trabajando en el resto de los frentes, como el audiovisual. El museo, aunque enfocado el público en general, va a tener un marcado carácter didáctico. Por eso los distintos audiovisuales que se van a proyectar durante el recorrido tienen capital importancia.

"Hemos seleccionado a directores jóvenes, con una mirada fresca pero ya consolidados –añade Lomba–. Javier Sanz, por ejemplo, está terminando los tres vídeos que contarán la historia de la colección Longinos Navás. Y Miguel Casanova acaba ya también los vídeos que explicarán la colección de paleontología".

En el frente administrativo, el museo ha conseguido el reconocimiento por parte de la DGA como centro apto para guardar en depósito los materiales que vayan apareciendo en las excavaciones paleontológicas aragonesas. Ya hay visitas de investigadores que quieren estudiar alguna de las piezas que guarda el centro.

Además, se están programando ya las actividades escolares para el próximo curso, en el que el museo quiere ser ya cita inexcusable para los alumnos zaragozanos.

"El museo va a cubrir un importante hueco –concluye Lomba–. Hasta ahora no se han contado las ciencias naturales como lo vamos a hacer aquí. Además, explicará también el legado de los naturalistas aragoneses. Estamos en estrecho contacto con otros centros, como los de Burgos, Madrid o Barcelona, para mejorar nuestra programación".

Etiquetas
Comentarios