Despliega el menú
Aragón

Dinópolis encuentra en Galve trece crías fosilizadas de una nueva especie de iguanodon

Los descubrimientos paleontológicos de bebés de dinosaurio son excepcionales en el mundo. Solo se ha hallado uno en China.

Excavación en el yacimiento de San Cristóbal, en la mina de arcillas de Galve.
Excavación en el yacimiento de San Cristóbal, en la mina de arcillas de Galve.
HA

Dinópolis continúa sorprendiendo con sus hallazgos singulares, el último de los cuales tiene que ver con una especie nueva del legendario iguanodon, el segundo dinosaurio más antiguo de la historia de la paleontología, descubierto en 1822. Un equipo de paleontólogos de la Fundación Dinópolis ha localizado en una mina de arcillas de Galve los fósiles de 13 crías de ese nuevo tipo de dinosaurio, que vivió hace 127 millones de años y al que han bautizado con el nombre de Iguanodon galvensis.

Los paleontólogos, que acaban de publicar un trabajo en una revista especializada en el que se analizan estas novedades, encontraron más de mil huesos fósiles que corresponden a 13 ejemplares diferentes de bebés de Iguanodon galvensis, cada uno de ellos de unos 60 centímetros de tamaño. Cerca hallaron los restos de embriones y en una capa de sedimentos superior fósiles de un ejemplar adulto de gran tamaño y de un espécimen juvenil.

El paleontólogo de la Fundación Rafael Royo señaló que todos ellos presentan diferencias en su anatomía respecto al Iguanodon bernissartensis, la única especie de esta familia de dinosaurios reconocida hasta ahora. Los elementos singulares se encuentran en su mandíbula. Con esta característica distintiva, el Iguanodon galvensis se configura ahora como la segunda especie válida de este género europeo.

Además de esta singularidad, Royo puntualizó la excepcionalidad de los fósiles de crías de dinosaurio, muy escasos en el mundo. De hecho, tan solo se conoce un ejemplar de un ornitópodo localizado en China.

En el trabajo científico del equipo de la Fundación, avalado por Jack Horner –el experto en paleobiología asesor de la película Parque Jurásico–, se avanza en la hipótesis de que el yacimiento donde se localizaron las crías fuese un área de protección, lo que han denominado una posible ‘guardería’ de dinosaurios. Todos los pequeños ejemplares presentan el mismo tamaño y, según los análisis de su osamenta fosilizada, se encontraban dentro de su primer año de vida. "Probablemente provendrían de la misma temporada de cría", explicaba Rafael Royo.

Muerte por catástrofe

La hipótesis que barajan los paleontólogos es que la muerte en masa que sufrieron los dinosaurios bebés fue catastrófica, debida posiblemente a una avalancha de agua y barro que los sepultó y de la que pudieron escapar los ejemplares adultos. Esta conclusión estaría avalada por los diferentes estratos en los que se han localizado los restos, por un lado los pequeños, y más arriba, los ejemplares de mayor edad.

El hallazgo de la camada no ha sido fruto de la casualidad. El yacimiento de la mina de arcillas de Galve se enmarca dentro de la formación geológica Camarillas, un emplazamiento rico en depósitos paleontológicos de la etapa Barremiense inferior, de entre 127 y 129 millones de años de antigüedad. Esta característica impulsó a la Fundación Dinópolis a promover desde 2008 campañas de control semanal y quincenal en la mina, con la colaboración de Sibelco Europa, la empresa que explota las arcillas.

Rafael Royo señaló que la idea de la Fundación es exhibir los fósiles de las crías de Iguanodon en el área del museo de Dinópolis dedicada a los nuevos hallazgos. No obstante, todavía no hay fecha para su exposición.

Etiquetas
Comentarios