Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Bronce en la trail lusa

El aragonés Iván Ramírez concluye tercero la I Peneda-Geres Adventure, con 8 etapas, 280 km y 16.000 m de desnivel acumulado en el único parque nacional de Portugal.

Iván Ramírez, a su llegada a meta el la I Peneda-Geres Trail Adventure.
Iván Ramírez, a su llegada a meta el la I Peneda-Geres Trail Adventure.
Rubén Fueyo

El atleta aragonés Iván Ramírez se colgó el bronce en la I Peneda-Geres Trail Adventure, una carrera internacional de montaña dividida en ocho etapas, con 280 kilómetros en total y 16.000 metros de desnivel acumulado, a través del único parque nacional existente en tierras lusas.

Ramírez –un experimentado atleta de nacionalidad hispano-andorrana residente en Zaragoza y que ha participado en multitud de importantes pruebas nacionales e internacionales–, concluyó en el tercer puesto absoluto con un tiempo total de 29h41’07’’, por detrás del portugués Amandio Atunes, primero con 28h00’21’’ y el chileno Moisés Jiménez León, con 28h29’24’’.

La prueba se disputó entre el 25 de abril y el 3 de mayo y, debido a su extrema dureza, estaba limitada a 100 participantes, si bien al final no se alcanzó la mitad del máximo establecido, con corredores de Brasil, Canadá, Estados Unidos, Francia, Chile, Portugal, Alemania o España. Donde sí hubo más competidores fue en otra carrera del mismo tipo que se disputó en la misma zona y coincidiendo en las fechas, pero de solo cuatro días en vez de ocho.

Por iniciativa del corredor aragonés­, la Peneda-Geres se incluyó este año por primera vez en el proyecto solidario ‘Kilómetros por Nepal’, una iniciativa que combina deporte y solidaridad con el objetivo –junto a otras pruebas como las 24 horas en cinta– de recaudar 5.000 euros para construir una escuela en la zona de Manahari, al sur de Nepal, donde podrán acceder a la educación primaria 140 niños y niñas de esta y otras aldeas de alrededor.

"No era una carrera más. No solo por estar dentro del proyecto ‘Kms x Nepal’, sino también por ser por etapas, una de ellas nocturna, en muchos momentos de terreno muy técnico, con lluvia, mucho barro y por las fuertes lluvias los arroyos se convirtieron en grandes ríos, que en muchas ocasiones tuvimos que cruzar incluso con ayuda de cuerdas", explicó Ramírez.

El atleta aragonés –de 37 años y especialista en cross, maratón y carreras de montaña–, describe la experiencia en su blog http://ivanramirezbator10.blogspot.com.es/2015/05/peneda-geres-trail-adventure.html. Entre otras cosas, explica que en la segunda etapa se perdió, se confundió en un cruce y tuvo que volver atrás más de 1 kilómetro, bajo una fuerte lluvia y cruzar un río por la cintura. "Fue un calvario", explica.

De nuevo haría 1 km de más en la cuarta etapa por otra equivocación, aunque esta vez resultó para él "la anécdota del día". La quinta jornada era la nocturna, con un fuerte desnivel en un tramo de escaleras de casi 330 peldaños, "que se hizo eterno". Al día siguiente, otra vez bajo la lluvia, atravesaron un sendero muy peligroso al estar tan embarrado y tener una inclinación lateral, y con grandes piedras lisas y mojadas, además de cruzar de nuevo un río. Otro momento imprevistamente complicado fue la última etapa, supuestamente de trámite, pero que también se complicó por el barro y el desnivel, junto al cansancio acumulado, las articulaciones resentidas y los músculos cargados tras tantos días.

El resultado final y, sobre todo, el compañerismo y el buen ambiente, le dejaron huella. Hasta el punto, dice, "de tener claro que esta es la experiencia que más me ha marcado en mi vida deportiva".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión