Despliega el menú
Aragón

Aprendiendo a conocer, a convivir y a ser

El CEIP Pintor Pradilla de Villanueva de Gállego celebra el XX aniversario del centro con actividades y una gran fiesta.

Discursos, música, exposiciones... No faltó de nada en la celebración.
Aprendiendo a conocer, a convivir y a ser

"No hay mayor satisfacción para un centro educativo que ver regresar, años después de abandonarlo, a sus exalumnos, escuchar sus trayectorias y oír evocar recuerdos positivos. Es la mejor evaluación del trabajo realizado. Afortunadamente, momentos satisfactorios de estos hemos vivido bastantes", así se expresa Pilar Catalán, directora del CEIP Pintor Pradilla de Villanueva de Gállego (Zaragoza), en la presentación del libro conmemorativo editado con motivo del XX aniversario del centro. Y por eso, el pasado 14 de mayo, toda la comunidad educativa se volcó en la celebración de este importante y emocionante acontecimiento, al que acudieron numerosas autoridades y el historiador Wilfredo Rincón, especialista en la trayectoria del extraordinario pintor Francisco Pradilla, nacido en la localidad en 1848, y que da nombre a la escuela. "Lo más extraordinario –explica Pilar Catalán– es que hemos podido contactar con la familia del pintor, una nieta y una biznieta, que se alegraron muchísimo de la iniciativa. Su nieta, Inés Pradilla, ha donado al colegio un boceto del artista".

En la gran fiesta conmemorativa intervino el coro infantil de la Escuela Municipal de Música Evaristo Bernal de la localidad; los escolares entonaron la canción del colegio, dedicada a la figura de Pradilla, "que causó sensación"; inauguraron un mosaico gigante, realizado por dos conocidos ceramistas de la zona, en colaboración con padres, alumnos y profesores del centro, utilizando distintas técnicas; una exposición de trabajos hechos por los chavales "verdaderas obras de arte", dedicados al pintor; y el grupo musical Los Dark Snakes, formado por tres chicos del colegio y que despierta pasiones entre sus fans, interpretó varios temas de Los Beatles.

Una vez más, dice la directora, Pilar Catalán: "Nuestra escuela, ese día, fue el espacio de convivencia que todos deseamos. Una escuela que trabaja por crear y proporcionar situaciones y momentos de aprendizaje que permitan a los alumnos el desarrollo de sus capacidades, adquiriendo las competencias necesarias para trasladarlas y utilizarlas a lo largo de toda su vida".

Y, por supuestísimo, se sirvió un ágape para los adultos y chucherías para los más pequeños. ¡Felicidades!

nLa localidad de Estercuel. Foto feita por Ángel Ramón Sancho Abella.

Etiquetas