Despliega el menú
Aragón

El PSOE asegura las diputaciones de Huesca y de Zaragoza, mientras Teruel sigue abierta

Miguel Gracia será el presidente de la institución oscense. En Zaragoza, los socialistas manejan una terna. En la DPT, el PAR aguarda a su congreso para decidir.

Las diputaciones de Zaragoza y de Huesca tendrán presidente socialista, mientras que la de Teruel está todavía sin definir a la espera de que el PAR tome una decisión tras su congreso de este próximo fin de semana. En todo caso, el candidato a presidir el partido, Arturo Aliaga, habría expresado su intención inicial, al igual que en municipios como Alcañiz o en la propia capital turolense, de apoyar a la lista más votada, pero nada se decidirá hasta después del congreso del PAR y la formación de la ejecutiva.

Esto implicaría que el PP podría obtener la presidencia, pese a que los socialistas no han descartado ofrecer su apoyo al propio PAR para descabalgar a los populares. Otra cuestión es quién podría ser presidente de la DPT, ya que Carmen Pobo cuenta con detractores tanto entre las filas del PAR como en las de su partido. El secretario general del PP turolense, Joaquín Juste, manifestó la disposición de su partido a negociar con el PAR el gobierno de la DPT sin descartar la cesión de la presidencia a los aragonesistas. Juste dijo que, "en principio", por número de diputados, el presidente debería ser popular, pero su partido "no se aferra a nada" en un hipotético acuerdo con el PAR y está abierto a un presidente aragonesista.

En el caso de la Diputación de Huesca será el socialista Miguel Gracia el nuevo presidente, en sustitución de su compañero Antonio Cosculluela, mientras que en la de Zaragoza, el PSOE baraja tres nombres para la presidencia. El mejor situado es el alcalde de Tobed y secretario de Política Municipal del partido, Juan Antonio Sánchez Quero, que ha recuperado el segundo diputado por el partido judicial de Calatayud frente a la pérdida de uno en Zaragoza. Su compañero Martín Llanas, secretario provincial del partido y uno de los más fieles al líder regional, Javier Lambán, ya fue vicepresidente de la DPZ como Sánchez Quero, pero en las pasadas elecciones dio un paso atrás al renunciar a encabezar la lista para la alcaldía de Épila tras casi tres décadas. Es el de mayor edad de los tres.

También se cita al alcalde de Cosuenda, Óscar Lorente, que tiene a su favor una imagen de renovación frente a los otros dos integrantes de la terna, que llevan muchos años más en la política activa ocupando cargos en el partido y en la propia corporación provincial. También le avalan los buenos resultados que obtuvo en la última cita con las urnas.

A diferencia de lo que sucede en Zaragoza y Teruel, los socialistas oscenses respaldaron ayer por unanimidad a Miguel Gracia como sucesor del actual presidente, Antonio Cosculluela, alcalde de Barbastro, quien encabezó la lista de las Cortes y ahora fija sus objetivos en el Parlamento autonómico. Gracia estado más vinculado a la vida orgánica del partido y aunque lleva 16 años como vicepresidente de la Diputación, por primera vez ocupará un papel protagonista en la vida institucional. Su nombramiento no ha sido una sorpresa, ya que desde hace meses se barajaba como el relevo de Cosculluela, cuya salida ya estaba planificada.

La corporación provincial estará integrada los próximos cuatro años por 12 diputados del PSOE, 9 del PP, 3 del PAR y 1 de Cambiar Huesca. Actualmente, aun con mayoría absoluta, existe un acuerdo con el PAR, como lo hubo en el anterior mandato con CHA. Aunque Gracia no quiso anticipar pactos, porque "ahora estamos inmersos en la configuración de los ayuntamientos", podría salir investido tanto con apoyo del PAR como de Cambiar Huesca.

Las diputaciones se constituirán entre el 20 y el 25 de este mes, después de que cada partido judicial proclame a los diputados electos y si no hay recursos.

Biel, despedida en Montalbán

Por su parte, el todavía presidente del PAR, José Ángel Biel, ha convocado para hoy una reunión de dirigentes del partido de todas las comarcas turolenses en Montalbán, con el objetivo de tener una despedida con sus más allegados tras décadas de estar en la primera línea de la actividad política, primero con UCD (1979-1982) y luego con el PAR (desde 1983).

La reunión se realiza con el conocimiento de su sustituto al frente del partido, Arturo Aliaga, aunque varios de los dirigentes aragonesistas convocados daban por sentado que iban a asistir a una reunión del comité intercomarcal. El presidente del PAR en Teruel, Joaquín Peribáñez, aclaró que no se trata de este organismo sino de una cita específica a la que están llamados representantes "de todas las comarcas", en muchos casos coincidentes con miembros del Comité Intercomarcal.

No obstante, todas las fuentes consultadas negaron ayer que la reunión tuviera como objetivo hablar de pactos o del congreso del partido. La intención de Aliaga es que cualquier negociación con otras formaciones se aplace hasta después del congreso, descartando que las posibles alianzas en la DPT vayan a debatirse en Montalbán.

Etiquetas