Aragón

La Universidad de Zaragoza, expectante ante la propuesta de una 'selectividad' tipo test

El centro tiene como objetivo no tener que realizar un examen propio para evitar el desgaste de los alumnos.

Momentos previos aun examen en la Facultad de Derecho
Momentos previos a las pruebas del pasado año en la Facultad de Derecho.
ASIER ALCORTA

La aplicación de la LOMCE continúa provocando dudas entre algunos de los sectores educativos. Los últimos cambios se centran en las universidades y la forma de acceder a ellas. Hasta ahora se realizaba la conocida selectividad, que era elaborada y corregida por las propias universidades. Con el cambio legislativo que se pretende aplicar en el curso 2016-2017, este examen se denominará 'reválida', como los que se realizarán al final de cada ciclo formativo. 

El borrador, preparado por el Ministerio de Educación, explica que este examen estará compuesto mayoritariamente por preguntas tipo test. Un total de 350 preguntas repartidas entre 200 de las materias troncales iguales para todos los alumnos de 2º de Bachillerato, 100 troncales de modalidad y 50 optativas. “Según aparece en el borrador, además de las preguntas tipo 'test' también habrá algunas semiconstruidas y de desarrollo literario”, sostiene Fernando Zulaica, vicerrector de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza.

Para el vicerrector, la idea de que la gran mayoría de las preguntas sea tipo test, no le termina de convencer. “No es el mejor procedimiento para poder evaluar a los alumnos”, señala. Por eso, desde el centro universitario se aboga por conocer cómo será concretamente el examen. “Necesitamos ver un examen de ejemplo para valorar si con las preguntas de test, semiconstruidas y desarrollo literario se puede evaluar correctamente el conocimiento de los alumnos”, subraya Zulaica.

Sin embargo, parece que este momento todavía se encuentra un poco lejos. “Desde la Red Universitaria de Asuntos Estudiantiles (Runae) le hemos pedido al Ministerio de Educación un modelo de examen y nos han dicho que seguramente lo tengan al inicio del próximo curso, es decir, para septiembre u octubre”, sostiene Zulaica.

Una fecha que, según señala, es demasiado lejana. “Los alumnos que el próximo año cursarán 1º de Bachillerato y que serán los primeros en poner a prueba esta 'reválida' están eligiendo ahora la asignaturas, sin embargo, no tienen información sobre cómo se les evaluará”, sostiene. En su opinión, esto solo provoca incertidumbre tanto entre los estudiantes como con los orientadores que tienen que ayudarles a elegir.

Las universidades elegirán si hacen prueba propia

Con todos estos cambios, en los que todos los estudiantes tendrán que realizar la reválida para obtener el título de Bachillerato, las Universidades podrán realizar sus propias pruebas para marcar el acceso a las carreras. Esta decisión todavía no la tienen que tomar, pero muchas de ellas ya están valorando todas las opciones. “Nuestra intención es que no se tenga que hacer un tercer examen porque es una 'tortura' para los alumnos, pero todo dependerá de si la reválida mide correctamente los conocimientos de los estudiantes”, puntualiza Zulaica.

Además, desean que todas las universidades tomen la misma decisión “para que los estudiantes no tengan que estar haciendo en unos centros exámenes y en otros no”. Algo que ya ocurre en algunas universidades privadas como en la de San Jorge, que en la actualidad tiene sus propias pruebas de acceso. Por su parte, el departamento de Educación, Cultura y Deporte todavía no ha mostrado su posición de acuerdo a esta medida, puesto que, de momento, se trata de un borrador. No obstante, los representantes aragoneses se no estaban entre aquellos que plantaron al ministro Wert esta misma semana.

Etiquetas