Aragón

Una consultora analizará en los próximos días si la ARA-1 tiene defectos en su construcción

La autopista aragonesa lleva cerrada al tráfico desde marzo, cuando se hundió por la crecida del Ebro.

Imagen de la ARA-1 después de la crecida del Ebro
DGA

El Gobierno de Aragón adjudicará en los próximos días a una consultora el contrato para realizar un análisis de la autopista aragonesa ARA-1 para determinar si tiene errores de construcción achacables a la empresa concesionaria.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, se ha referido a la situación de esta infraestructura, cerrada al tráfico desde el pasado 2 de marzo, cuando se hundió parte de la vía a consecuencia de la crecida del Ebro.

Inmediatamente, el ejecutivo autonómico requirió a la empresa concesionaria que adoptara las medidas necesarias para restablecer la circulación "con la mayor celeridad posible", pero eso no se ha producido hasta el martes 21 de abril.

El Gobierno también aprobó realizar un informe para determinar posibles defectos en la vía, y ahora este análisis se va a adjudicar a una consultora externa.

Además, el consejero ha explicado que se han tomado "medidas administrativas" para instar a la concesionaria la apertura aunque Bermúdez de Castro ha recordado la empresa que está inmersa en un proceso de concurso de acreedores.

El Gobierno de Aragón dispone de una fianza de un millón de euros de la compañía que está dispuesto a ejecutar si cuando se acabe el plazo que se le dio, dentro de 15 o 20 días, no se ha arreglado el desperfecto.

Etiquetas