Aragón

Sant Chorche, la pluma y el rosal

Cierto día de primavera un feroz dragón intimidó a los santos poderes de Sant Chorche mediante un estruendo soplo que trajo a la más fértil pradera todas las princesas del reino de Aragón para que presencien la gran batalla contra este héroe.

Sant Chorche con su escudo y fiel espada de puro oro retó al temible dragón y puso en la mano de cada una de las damas una hoja y una pluma dorada para que puedan relatar estos hechos históricos.

Cuando los ilustres caballeros del reino llegaban a conmemorar este día tan especial; en el camino de buscar a sus princesas no podían más que sentirse atraídos por el rojo intenso de las flores, y agachados las iban cortando una a una para luego de rodillas entregarlas a sus amadas damas.

A su vez, las damas en agradecimiento a sus corteses caballeros les tendían banderas de soberanía y, recordando a Sant Chorche que de la sangre del dragón hizo un rosal, les entregaban las hojas llenas de escritura ya convertidas en libros que narraban lo acaecido.

Lea todos los relatos que participan en el concurso.

Etiquetas