Despliega el menú
Aragón

El Ayuntamiento creará una tarjeta ciudadana para los usuarios sin empadronar

El equipo municipal pretende empezar con el transporte urbano y ampliarla a más servicios en los que aplica suplementos de tarifa.

El Ayuntamiento de la capital pretende expedir una tarjeta ciudadana exclusiva para personas no empadronadas, que se denominará ‘Tarjeta Zaragoza’ e inicialmente no tendrá las mismas prestaciones, ni tampoco llevará impresa la fotografía del usuario. Esta es una de las cláusulas que se recogen en el pliego de condiciones del concurso de tramitación, gestión y mantenimiento de la tarjeta ciudadana, que el equipo de gobierno municipal pretende sacar a concurso "en breve". En la actualidad, existe un contrato de asistencia técnica con City Card.

El director general de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Zaragoza, Ricardo Cavero, manifestó que la intención es comenzar con alguno de los servicios de la tarjeta ciudadana e ir aumentándolos. "El transporte público estaría incluido seguro y, progresivamente, se incorporarían otros usos que en la actualidad tienen diferente tarifa", explicó Cavero a Europa Press.

La tarjeta ciudadana integra una decena de servicios municipales, como son los centrados en el transporte (tranvía, autobuses urbanos, Bizi y aparcamientos subterráneos y en superficie), los centros deportivos y de mayores, bibliotecas, museos, y el servicio de wifi, Wizi.

Hasta finales del pasado mes de marzo se han emitido 225.000 tarjetas ciudadanas, de las que 35.500 son de pospago –que generalmente son usuarios "más intensivos"– y el resto son de prepago, según puntualizó Ricardo Cavero.

A su juicio, se trata de una "buena cifra" desde que este dispositivo electrónico se implantara en junio de 2010. "La tarjeta ciudadana siempre tiene más tirón por el transporte público y como aquí ya había una tarjeta de autobús se está produciendo una transición lenta hacia la tarjeta ciudadana, pero es una cifra buena", remarcó.

El hecho de que haya servicios municipales con recargo de tarifa para los usuarios que no estén empadronados se ha censurado por parte de la Cámara de Cuentas y del Justicia de Aragón. El órgano fiscalizador incidió en que el suplemento del 50% que se aplica en la Universidad Popular es "contrario a los principios fundamentales del sistema tributario". Yeste mismo plus se debe abonar en las escuelas artísticas y se aplica a los niños de las escuelas infantiles y a los usuarios de las piscinas municipales.

Otra novedad de este servicio que brinda el Ayuntamiento de Zaragoza será la integración de los servicios de la tarjeta ciudadana en la tarjeta universitaria, de color azul, que identifica a los estudiantes universitarios. "Tenemos contactos técnicos para organizar la integración el próximo curso académico 2015-16", avanzó el director general, quien explicó que los estudiantes solo tendrán que llevar una tarjeta, la que dé la Universidad, y con la que se podrán disfrutar de los servicios municipales que se integran en la ciudadana. Esto beneficiará especialmente a los 8.000 jóvenes de fuera de Zaragoza que estudian en el campus.

Esta mejora también forma parte del pliego de condiciones de la tarjeta ciudadana, surgida tras la firma de un acuerdo entre el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, el pasado mes de febrero. Dicho pacto también incluye la aplicación de tarifas especiales para las actividades deportivas y la Universidad dispondrá gratuitamente de instalaciones de los centros deportivos municipales de La Granja, Gran Vía y Siglo XXI en determinadas franjas horarias.

Etiquetas