Despliega el menú
Aragón

Los profesores de la educación privada tienen de media mayor edad que los de la pública

Casi un tercio de los profesores no universitarios de los colegios públicos tienen más de 50 años.

Imagen de archivo de un instituto
Los profesores de la educación privada tienen de media mayor edad que los de la pública
Heraldo

La edad proporciona experiencia, pero a veces también es necesario un poco de savia nueva. Esto es lo que les ocurre a los centros aragoneses, en los que uno de cada tres profesores son mayores de 50 años. Una circunstancia más intensa en los centros privados que en los públicos, pero que aún así afecta a miles de niños. “Lo ideal sería que hubiera una edad media baja puesto que es un trabajo en el que se necesita estar en forma tanto física como psicológicamente”, señala Gloria Pardillos, secretaria general de Educación de UGT Aragón.

En concreto, según los últimos datos del Ministerio de Educación, el 32,25% de los profesores aragoneses tienen más de 50 años, mientras que solo el 8,52% de ellos no alcanza la treintena. Unas cifras alejadas de las que se pueden observar a nivel nacional, donde el profesorado “más antiguo” supone el 28,8% de los contratos y el más joven el 7,08%.

Las razones que llevan a esta tendencia al alza son claras: las escasa tasa de reposición del profesorado jubilado y la eliminación de los incentivos para la jubilación. “El problema empezó cuando en 2010 se redujo la tasa de reposición al 30%, que en los años siguientes ha llegado al 10%”, sostiene Javier García, responsable de Educación de CSIF-Aragón. Un hecho que ha provocado que en los últimos años casi no hayan salido plazas a oposición pública, “y en algunas ocasiones no haya habido ninguna como ocurrió en 2012”.

Prueba de ello es que las cifras han crecido rápidamente durante los tres últimos años, cuando se produjo el cambio en las tasas de reposición. Echando la vista atrás se puede comprobar que hace tres años los docentes mayores de 50 años suponían el 29,9%, más de dos puntos porcentuales de diferencia con la actualidad. “Este año la tasa de reposición es del 50%, por lo que en 2016 habrá oposiciones por la mitad de profesores jubilados, pero no es suficiente”, puntualiza Pardillos.

El otro gran cambio vino cuando, al terminar de implantar la LOE, se eliminaron los incentivos que se les daban si se jubilaban a los 60 años. “Se les pagaba una prima por la que recibían la diferencia que había entre lo que cobrarían trabajando y lo que les queda de jubilación”, señala Pardillos. Asimismo, detalla que esta opción existía desde hacía varios años y solo para profesionales que llevaran más de 38 años de experiencia laboral.

De este modo, se ha reducido el número de educadores que se jubilan a partir de los sesenta y, por lo tanto, se ha aplazado la edad de retiro. “También hay que añadirle las nuevas circunstancias económicas, por las cuales, mucha gente vuelve a tener hijos a su cargo o sus parejas se han quedado sin empleo, por lo que prefieren retrasar este momento”, detalla.

Los profesores de los centros privados tienen más edad

La tendencia actual demuestra que los docentes de los colegios privados tienen una edad más avanzada que los de los públicos, aunque la diferencia entre ambos no es muy amplia. Mientras que el 31,7% del profesorado de los públicos superan la mitad de siglo, en los privados suponen el 33,6%, dos puntos porcentuales más. “Hay menos cantidad de empleados por lo que la reposición de docentes es mucho más lenta, lo que provoca que haya un mayor porcentaje de educadores de más edad”, sostiene Pardillos.

Por el contrario, el porcentaje de docentes menores de 30 años es más elevado. Pasando del 7,35% en los públicos al 11,63% de los privados. “Cuando faltan profesores en la escuela pública se contratan interinos, la gran mayoría de ellos con edades que suelen superar los 30 puesto que consiguen plazas aquellas personas que tienen más experiencia laboral”, subraya Pardillos. Esto se une, según señala García, al hecho de que con la aplicación del bilingüismo, las contrataciones que están haciendo los privados son de personas jóvenes que tienen un B2 en inglés, francés o alemán.

Un problema a largo plazo

Dentro de aproximadamente 20 años, la escasa tasa de reposición que está habiendo en estos momentos puede causar un colapso en el sistema educativo. “En unos años, empezarán las jubilaciones masivas, mientras que muchos recién licenciados han tenido que abandonar la comunidad autónoma o el país en busca de oportunidad, entonces será cuando aparezcan los problemas”, recalca García. Al mismo tiempo, Pardillos recuerda que no sería la primera vez que Aragón tiene que acudir a otras comunidades para conseguir profesorado.

Etiquetas