Aragón
Suscríbete por 1€

El regadío de la zona oriental de Monegros II generaría 80 millones y crearía 2.000 empleos

Los regantes expectantes de 13.500 hectáreas de Fraga, Ontiñena y Ballobar piden "celeridad" para finalizar las obras pendientes que den utilidad al embalse de Valdepatao.

Los regantes expectantes de la zona oriental de Monegros II, que incluye 13.500 hectáreas de Fraga, Ontiñena y Ballobar, estiman que la llegada de los ansiados regadíos permitiría sacar adelante una producción anual de 80 millones de euros y crear alrededor de 2.000 puestos de trabajo directos. Por ello, piden "celeridad" y "voluntad política" para impulsar las infraestructuras todavía pendientes, entre ellas las balsas laterales de la acequia de Ontiñena y el sifón de Cardiel, que dará utilidad al embalse de Valdepatao. Tras una inversión de 18 millones de euros, esta infraestructura está prácticamente finalizada y de momento permanece inservible a la espera de la instalación de las tuberías para el reparto del agua.

Los datos sobre la repercusión de la llegada del regadío forman parte del informe redactado por el ingeniero agrónomo y presidente de la Asociación para la Transformación de Monegros II, Ignasi Serviá, al que, entre otros trabajos, avala la elaboración del Plan de Regadíos de Cataluña 2002-2008 y 2008-2020. El documento fue presentado al concurso de ideas ciudadanas promovido el pasado mes de febrero por la Comisión Europea, que llevaba por título ‘¿En qué invertirías 315.000 millones?’ y, tras la votación desarrollada, logró quedar entre los cinco primeros.

Dentro de la futura zona de Monegros II, el embalse de Valdepatao es una pieza fundamental y para los regantes expectantes, un punto sin retorno, ya que la inversión ha sido muy importante y ahora toca darle utilidad, señala Ignasi Serviá. Para su transformación, es necesario construir el sifón de Cardiel, que supone una inversión de 37,5 millones de euros y que permitiría regar alrededor de 6.000 hectáreas. De ellas, el 80% están en Fraga y el resto, en Ballobar.Una tubería de 9 kilómetros

El Ministerio de Agricultura acaba de aprobar el expediente de información pública de la infraestructura, que partirá del embalse de Valdepatao y que se prolongará de forma soterrada alrededor de 9 kilómetros. No obstante, su construcción está pendiente de la disponibilidad presupuestaria y de momento carece de partida asignada.

Para los regantes expectantes, más que dinero, "falta voluntad e, incluso, conocimiento de la realidad". De hecho, como refleja el informe redactado, la superficie regable del municipio de Fraga casi se multiplicaría por dos y de su mano, "la población y por supuesto la riqueza del territorio", indica Serviá. Así, entre los datos expuestos, el presidente del colectivo de regantes expectantes subraya que Fraga es el municipio con mayor número de afiliados al sector primario (1.817) de la provincia de Huesca y en contraposición, esos mismos profesionales son los que de media disponen de menos superficie regable (9 hectáreas). De hecho, solo el 30% de la extensión agraria útil del municipio está trasformada frente al 70% de Monzón, el 60% de Binéfar o el 47% de Barbastro.

La balanza se equilibrará con la puesta en uso de las obras todavía pendientes en la zona regable de Monegros II. Valdepatao, que tiene una capacidad de 5,68 hectómetros cúbicos y se localiza en la cola del Tramo V del Canal de Monegros, está muy cerca de finalizar. De hecho, el cuerpo de la presa está terminado así como la totalidad de las infraestructuras auxiliares, entre ellas el edificio de control o los caminos de accesos. A partir de aquí, "se está a la espera del modificado número 2 de proyecto, que incluye la construcción de una línea eléctrica de media tensión y la automatización del sistema de auscultación de la presa", según detalla el jefe de obra, Manuel López Alonso.Pendientes de Biscarrués

A los pies del cuerpo de la presa, está situada la arqueta provisional de corte del Sifón de Cardiel. De allí, partirá en un futuro la tubería necesaria para llevar el agua de la intercuenca Gállego-Cinca a los sectores VI, VII y XVII de la zona regable de Monegros II. En su trayectoria, la conducción subterránea salvará un cruce con la línea del tren de alta velocidad y otro con la carretera A-2214 que va hacia Ontiñena.

En su momento, el embalse de Valdepatao, que se encuentra situado dentro del municipio de Candasnos, se llenará prácticamente en exclusiva con las aportaciones del Canal de Monegros. Para ello, los agricultores expectantes aseguran ser conscientes de la necesidad de almacenar agua en la cabecera de los ríos con la construcción del pantano de Biscarrués y el embalse lateral de Almudévar.

Etiquetas