Aragón

Un convenio cultural impulsado por IU sirvió para organizar un acto de Tania Sánchez y Colau

Se incluyó en un programa del Ayuntamiento y de la librería La Pantera Rossa para fomentar la «lectura crítica» con 60.000 euros.

Un convenio cultural impulsado por IU sirvió para organizar un acto de Tania Sánchez y Colau
Un convenio cultural impulsado por IU sirvió para organizar un acto de Tania Sánchez y Colau
Guillermo mestre

Un convenio del Ayuntamiento de Zaragoza impulsado el año pasado por IU sirvió para organizar un acto en el que participaron Tania Sánchez (candidata de esta formación a la Comunidad de Madrid), Ada Colau (líder de Guanyem Barcelona) y Maru Díaz (secretaria general de Podemos Zaragoza). La librería La Pantera Rossa accedió a una subvención directa y nominal por 60.000 euros para el "fomento de la lectura crítica" durante el año pasado. En la memoria justificativa se refleja que el acto más numeroso que se organizó, con diferencia, fue la mesa redonda ‘Cambiar la ciudad para cambiar el mundo’, en la que participaron Sánchez, Colau y Díaz, que sustituyó a última hora a la dirigente de Podemos Carolina Bescansa.

El convenio se firmó a finales de septiembre de 2014, y en su redacción se especifica que las actividades durarían hasta el 31 de diciembre, es decir, durante solo tres meses. El objetivo era que el Ayuntamiento y La Pantera Rossa colaboraran "para introducir y difundir el libro de ensayo crítico en las instituciones públicas, particularmente las bibliotecas municipales y la Universidad de Zaragoza".

En el acuerdo se especifica que la cooperativa Malaletra –que es quien mantiene el centro social-librería La Pantera Rossa– cobraría los 60.000 euros por diferentes conceptos: pago al personal estable de la empresa (12.000 euros), gastos del local como alquileres o luz (15.000 euros), contratación de una persona durante un año (20.000 euros) y 13.000 euros en dietas, viajes, imprenta y remuneraciones para los ponentes.

La tramitación del convenio no ha sido sencilla, ya que ha recibido varios reparos del interventor general. Entre otras cosas, por la falta del certificado de la empresa de estar al corriente de sus obligaciones fiscales o la necesidad de diferenciar los gastos directos de los indirectos. Pese a las objeciones que se han planteado, el expediente ha seguido adelante y el Ayuntamiento tiene sobre la mesa los justificantes para abonar un primer pago de 23.222 euros. Hay otro segundo abono por 27.789 euros que aún se debe justificar para poder así desbloquear el abono del primero.

El concejal de Cultura, Jerónimo Blasco, reconoció ayer abiertamente que "no se deberían sacar convenios directamente" y que "habría que sacarlos a concurso", pero achacó el convenio a "una imposición de IU para aprobar el presupuesto". "No ha sido de mi agrado ni del grupo socialista, porque es verdad que puede ser discutible sacar una subvención para el libro en general y otra para alguien concreto casi de la misma cuantía", añadió. Recordó que el convenio "no se ha pagado todavía" y señaló que se está viendo "si los informes son favorables". "Si no los tiene, no se pagará", afirmó.

El portavoz de IU, José Manuel Alonso, dijo que el objetivo de su formación con esta iniciativa fue "fomentar la cultura crítica", y aseguró que IU no tiene "nada que ver" con las actividades concretas que se organizaron después, como la mesa redonda con las tres dirigentes políticas. "Si el convenio se ha utilizado mal o si el interventor pone reparos, que no se pague", apuntó Alonso.

Menos actos de los pactados

El convenio sirvió para editar un boletín de novedades de ensayo crítico, que es un folleto con 64 libros de referencia, 30 de los cuales se incorporaron a los fondos de las bibliotecas municipales. Se organizó un programa llamado ‘Otoño entre libros’ que incluyó dos cuentacuentos, un taller de ‘Activismo y ficción’ y otro de ‘Autodefensa para chicas’. También se celebraron tres encuentros con autores de novela crítica, un taller llamado ‘Crea tu ciudad’, un ciclotour por los ‘desastres urbanísticos de la ciudad’ y la citada mesa redonda con Sánchez, Colau y Díaz.

Debido al escaso margen de tiempo que hubo, estas actividades se quedaron por debajo de las pactadas inicialmente en el convenio. En total participaron 654 personas, 400 de ellas en la mesa redonda. En su memoria, La Pantera Rossa valora el proyecto como "todo un éxito", tanto por las actividades realizadas como por "el trabajo coordinado con el patronato de bibliotecas municipales".

Etiquetas