Aragón
Suscríbete

Cuatro detenidos por robar y secuestrar a un hombre a la salida de un bar en Las Fuentes

Le golpearon y obligaron a sacar dinero en un cajero y después lo llevaron a su domicilio y le quitaron una carabina y joyas

 La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas

–tres varones y una mujer–, por ser presuntamente responsables de un delito de robo con violencia, otro de detención ilegal y un tercero de lesiones graves. La víctima fue un hombre al que abordaron a la salida de un pub de la calle de Batalla de Lepanto, en Las Fuentes, con la intención de robarle, y al que causaron lesiones graves.

Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Aragón, los hechos ocurrieron el pasado 28 de enero. Los agresores le propinaron golpes en la cara (le rompieron el tímpano de un oído )y en el cuerpo para conseguir que la víctima les entregara su libreta de ahorros y les dijera el número secreto. Después, le obligaron a ir a un cajero automático y extraer casi 400 euros. Posteriormente, se dirigieron con él a su domicilio donde, una vez registrado, le sustrajeron una carabina de aire comprimido y le arrancaron del cuello una cadena de oro con una cruz, según las mismas fuentes.

Las pesquisas llevadas a cabo por los agentes de la comisaría de distrito del Arrabal les permitieron averiguar que los autores de la agresión fueron los hermanos Alberto y Juan Antonio H. E., José David F. M. y María del Carmen Gañarul, todos de nacionalidad española y alguno de ellos con antecedentes policiales.

Las investigación sigue abierta al objeto de averiguar si los cuatro detenidos son responsables de otros hechos de similares características.

Esta misma semana también fueron arrestados cinco jóvenes, dos de ellos menores de edad, por un robo parecido al anterior. Los cinco golpearon violentamente a otra persona cuando caminaba por la calle de Obispo Laplana, también en el barrio de las Fuentes, para intentar sustraerle el teléfono móvil.

Orden de extradición de Interpol

Por otro lado, agentes de la comisaría de Arrabal arrestaron a un hombre de 33 años como presunto autor de cuatro delitos y una falta de hurto. Además, sobre él pesaba una orden europea de extradición.

Según la Jefatura Superior, el detenido contactaba a través de Internet con personas que vendían teléfonos móviles de alta gama interesándose por comprarlos. Posteriormente, concertaba una cita con ellos y, una vez tenía en sus manos el teléfono, con cualquier excusa, se marchaba sin realizar el correspondiente pago.

Tras ser arrestado y comprobar su documentación, los agentes descubrieron que a G.S. le constaba una orden de búsqueda y detención para su extradición enmitida por Interpol, por un delito de inmigración ilegal, por lo que, tras haber sido puesto a disposición judicial en Zaragoza por los delitos contra la propiedad, fue trasladado y puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional.

Etiquetas