Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La falta de salidas laborales y el auge de la FP reducen casi ocho puntos el fracaso escolar

Uno de cada cinco alumnos sigue sin acabar la ESO ni cursa otros ciclos formativos después. España tiene el peor resultado de la UE.

El fuerte desempleo juvenil ha producido, paradójicamente, un efecto beneficioso: una notable mejoría de los indicadores de fracaso escolar. El abandono temprano, que es el porcentaje de personas de entre 18 y 24 años que no termina la ESO ni estudia un ciclo formativo después, ha mejorado casi ocho puntos en Aragón desde que empezó la crisis. Esto se debe a dos factores. Por un lado, a que casi ha desaparecido la opción de dejar el instituto por un trabajo de escasa cualificación (no hay más que pensar, por ejemplo, cuánto ha caído la construcción). Y, por otro,a que aquellos que abandonaron las aulas de forma temprana se han visto empujados a regresar a ellas para ampliar sus posibilidades de encontrar trabajo.

La Formación Profesional, que está siendo potenciada por las administraciones, está jugando un papel esencial en esta mejora: recoge a alumnos que no se adaptan bien al sistema educativo tradicional y también a aquellos que lo dejaron hace años y que ahora necesitan formarse. Precisamente, una de las novedades de la Lomce es que 4º de la ESO se divide ya en grupos enfocados a FP o bachillerato, una medida que, no obstante, no cuenta con el consenso de toda la comunidad educativa. Por ejemplo, CC. OO. criticó que crea una "segregación"entre "los alumnos mejores y los restantes".

No obstante, pese al fuerte crecimiento de matriculados en FP, el decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza, Enrique García Pascual, matiza que España sigue estando muy por debajo de otros países desarrollados en el porcentaje de los que estudian un grado medio: 25%frente al 38%de la OCDE.

Sobre el cambio en 4º de la ESO, dice que habrá que esperar a ver cómo funciona. Lo que no le termina de convencer es la nueva Formación Básica –también novedad de la Lomce–, que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). "En mi opinión, presenta grandes problemas. El éxito de los PCPI estaba basado en que recogía a un grupo de estudiantes que no se adaptaban bien a la metodología del sistema escolar y, precisamente, daba un salto cualitativo enfocado más a lo competencial, es decir, al saber hacer. Pero ahora la FP básica ha elevado esta formación de uno a dos años y se da sobre todo en institutos, con lo que, a veces, la metodología es similar a la del sistema escolar, a la que estos alumnos no se habían adaptado", argumenta.

En cualquier caso, la mejora de los datos de abandono escolar temprano no ocultan que casi uno de cada cinco aragoneses de entre 18 y 24 sigue sin acabar la ESO ni estudiar un ciclo formativo distinto después (en concreto, un 18,4%). Esta realidad afecta más a los varones que a las mujeres y, según apuntan desde la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía, esta "brecha"sigue aumentando año tras año.

El conjunto del Estado también ha mejorado mucho en los últimos años. Pese a ello, España, con el 21,9%, es ahora el peor país de la Unión en este indicador gracias al notable avance que han conseguido recientemente Portugal y Malta. La media europea se sitúa ahora en el 11,9% y el objetivo es que quede por debajo del 10%en 2020.

Etiquetas