Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Muchísimo más que subir el telón

Casi 550 niños y niñas de 25 grupos de colegios y ampas participan hasta el viernes en la XXXIII Muestra de Teatro Infantil Teyci Bosco, organizada por la Asociación de Antiguos Alumnos Salesianos de Huesca.

Jesús Botaya, alma máter del Teyci Bosco, y al fondo los niños del Pirineos-Pyrénées ensayando su obra
Muchísimo más que subir el telón
J. Blasco

Un día cualquiera en el aeropuerto de Monflorite...". Este es el fantasioso comienzo de la obra que escenificó ayer el grupo Las Grapas del colegio Pirineos-Pyrénées en la segunda jornada de la XXXIII Muestra de Teatro Infantil Teyci Bosco, organizada por la Asociación de Antiguos Alumnos Salesianos de Huesca y que se retomó después del parón por el puente escolar de San Vicente.

También pisaron las tablas alumnos de los colegios Juan XXIII y Salesiano, y hoy será el turno para los escolares del Pedro J. Rubio y de Santa Rosa. En total, hasta el viernes desfilarán por el escenario del teatro Salesiano cerca de 550 niños y niñas de 25 grupos pertenecientes a 15 asociaciones o colegios, la mayoría de la capital oscense "porque con la crisis, en los últimos años han bajado los grupos que vienen de fuera ya que no tenemos presupuesto para subvencionar los viajes", lamentó Jesús Botaya, director de la muestra. De hecho, este año solo hay dos grupos de fuera: la Asociación de Vecinos de Yéqueda (Igriés) y el colegio Briada de Luna de Alfajarín (Zaragoza).

No obstante, Botaya resaltó que por suerte disponen de una gran cantera de pequeños actores en la ciudad de Huesca gracias a los colegios, "donde hay profesores que se esfuerzan en preparar obras para venir a la muestra", y también a las asociaciones de madres y padres, los talleres del Ayuntamiento y la Asociación ITHEC "que son otro bloque de grupos importante". A ellos se une Atades con su club de ocio Pie con Bola de discapacitados intelectuales.

El director del Teyci Bosco reconoció que es un "orgullo" que la muestra siga viva después de 33 ediciones y de hecho aseguró que en toda España no han encontrado un certamen infantil de estas mismas características que lleve tantos años en funcionamiento.

Aunque no es el fin ni mucho menos, Botaya aseguró que encima del escenario hay niños y niñas que prometen dentro del mundo del espectáculo. "Hay algunos que si siguen por este camino pueden tener un futuro al menos dentro del teatro aficionado. En lo profesional ya es más difícil, pero es cierto que además de mucha afición, también hay mucha calidad teatral".

Con todo, también dejó claro que el Teyci Bosco es "muchísimo más" que una simple muestra de teatro. "Para nosotros, es un aspecto educativo fundamental y es lo que queremos transmitir con esta muestra. Por un lado, está el trabajo que se hace con los niños para preparar las obras. Por otro, la unión que se fomenta con los padres y familiares, que ayudan con el vestuario o los decorados. Además, intentamos educar como espectadores ya que no solo queremos niños actores, sino también que luego bajen al patio de butacas y vean a los demás actuar y sean críticos. Todo eso es un conglomerado que se resume en una semana pero que tiene muchísimos aspectos alrededor", dijo.

Además, la celebración este año del bicentenario del nacimiento de Don Bosco, fundador de los Salesianos, aporta un cariz especial a la muestra. "Fue alguien que creyó en el teatro como aspecto educativo primordial. Además, cuando hace 150 años él empezó a hacer teatro con niños, era algo que estaba reservado para las grandes elites y poco más, pero él luchó para que llegara a los chavales y con ello poderlos educar y divertir", recordó Jesús Botaya.

Etiquetas