Despliega el menú
Aragón

El CAI Teruel, imparable

La escuadra naranja venció ayer al imbatible Unicaja Almería, devolviéndole la moneda y siguiendo con la buena racha que inició al ganar a los rusos en la Champions League.

Un momento del partido jugado ayer en el Moisés Ruiz entre el CAI Teruel y el Unicaja Almería
El CAI Teruel, imparable
Jorge Escudero

El CAI Teruel dio ayer un golpe de mando y demostró quién es el jefe en esta Superliga al ganar en terreno contrario con un 1-3 al Unicaja Almería, su eterno rival, primero en la clasificación e imbatible hasta ahora, pues los ahorradores no habían perdido ningún partido y tan solo habían cedido tres sets. Los jugadores naranjas, que sufrieron al principio de la temporada la derrota en casa frente a los andaluces, devolvieron a estos la moneda.

Los turolenses demostraron ayer estar en muy buena racha y dispuestos a vencer a quien se le ponga por delante. A buen seguro que el triunfo del pasado martes en casa sobre uno de los mejores equipos del mundo, el todopoderoso Lokomotiv de Novosibirsk, les levantó la moral y les aportó confianza, eso sí, sin llegar a confiarse.

El partido de ayer, en el pabellón almeriense Moisés Ruiz, fue muy intenso. Los chicos de Carlos Carreño arrancaron tan fuerte y tan enchufados que no dieron tiempo a su rival para que reaccionara y el Unicaja Almería se vio, sin darse cuenta –en apenas 21 minutos–, con un 12-25 que no se esperaba de ninguna de las maneras.

En el segundo set, la escuadra naranja bajó su listón y lo pagó caro, pues los almerienses, que esta vez sí reaccionaron, cerraron la manga con un 25-20. El puñetazo en la mesa de los turolenses llegó en el tercer set, cuando un tremendo saque de Juan Carlos Barcala permitió parar el marcador y que este se pusiera de parte de los jugadores de Carreño desde ese momento en adelante hasta llegar al 20-25 final. Así, el CAI Teruel demostró que lo ocurrido en la primera manga no fue solo una cuestión de suerte o de sorpresa, sino fruto del alto nivel de juego que está logrando este equipo a base de esfuerzo, tesón e inteligencia.

El cuarto comenzó muy igualado hasta que, con el electrónico a 12-16, los turolenses jugaron de forma muy seria y sostenida manteniendo esa corta distancia hasta cerrar el set con otro 20-25.

"Estamos muy contentos. Ha estado muy bien ganar este partido porque supone mantener el nivel de exigencia que nos pide ser uno de los dos mejores equipos del panorama nacional del voleibol", manifestó el presidente del club Voleibol Teruel, Carlos Ranera. El encuentro supuso el debut del último fichaje del CAI, Dimytro Mishchuk, quien en los pocos minutos que jugó demostró haber conectado muy bien con sus compañeros y estar preparado para hacer un gran trabajo.

Con un buen estado anímico tras esta racha de triunfos, los jugadores de Carreño viajarán el próximo martes, 27 de enero, a tierras polacas para enfrentarse, a partir de las 17.30, al Jastrzebski Wegiel, dentro de la Champions League. Poco después, del 6 al 8 de febrero, serán anfitriones de la Copa del Rey en el pabellón turolense Los Planos.

Etiquetas