Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Brillo español en Australia

David Ferrer, Feliciano López, Guillermo García-López y Garbiñe Muguruza lograron ayer su pase a los octavos del ‘Grand Slam’.

Ferrer celebra su victoria ante Gilles Simon en la tercera ronda del Abierto de Australia
Brillo español en Australia
MAL FAIRCLOGUGH/ AFP

David Ferrer, incansable y tenaz, venció en una dura batalla al francés Gilles Simon y llegó a los octavos de final del Abierto de Australia por quinto año consecutivo. El del alicantino fue el último partido de la jornada de ayer, que deparó unos buenos resultados para el tenis español. Pasaron de ronda Feliciano López, Guillermo García-López y Garbiñe Muguruza, en el cuadro femenino. Fernando Verdasco puso la nota negativa tras dejar escapar una gran ocasión ante Novak Djokovic, al que le ganó el primer set. Pese a la despedida del madrileño, cinco jugadores representan a España en el cuadro individual del primer ‘grande’ del año.

Ferrer desperdició cuatro ocasiones para cerrar el partido con su servicio, y al final superó a Simon por 6-2, 7-5, 5-7 y 7-6 a la tercera oportunidad, después de tres horas y 37 minutos. Fue, quizás, la mejor manera de vengar la derrota que el francés le infligió en el Abierto de Estados Unidos el pasado año. "Eres una roca", le dijo Ferrer sonriente a Simon al abrazarlo en la red. El de Jávea acabó con sangre en el pie derecho, descalzo, y con calambres, pero pudo finalizar antes el encuentro porque sirvió para ganar el partido con 5-4 en el tercer set. Simon, batallador en la pista como el español, ganó 18 de los 22 últimos puntos para hacerse con la tercera manga. El cuarto set acabaría en desempate. "Ha sido una batalla, espero que el público haya disfrutado al igual que yo, porque al final he ganado. Ahora estoy feliz pero hace dos minutos lo estaba pasando mal. Gilles nunca se da por vencido", dijo Ferrer en la Margaret Court Arena.

El de Jávea se medirá ahora con el japonés Kei Nishikori, que derrotó al estadounidense Steve Johnson, 6-7, 6-1, 6-2 y 6-3 en una repetición de su duelo reciente en Brisbane, para lograr por cuarta vez los octavos aquí. El nipón ha ganado en seis de las nueve ocasiones en las que se han enfrentado, la última en el Máster de Londres la pasada temporada.

Por su lado, Feliciano ganó al polaco Jerzy Janowicz, que venía de eliminar al francés Gael Monfils, en tres apretadas mangas, por 7-6, 6-4 y 7-6. El veterano español (33 años) buscará su cuarta presencia en cuartos de un ‘Grand Slam’ ante uno de los hombres de moda en el circuito, Raonic, con el que tiene un balance de dos victorias y dos derrotas.

García-López batió con gran autoridad al canadiense Vasek Pospisil por 6-2, 6-4 y 6-4 en dos horas de partido. En octavos intentará dar la gran sorpresa ante Wawrinka, flamante campeón, al que ya ganó en la pasada edición de Roland Garros.

La buena jornada para los tenistas españoles la completó Garbiñe Muguruza, que accedió a octavos al batir a la suiza Timea Bacsinszky en tres sets, 6-3, 4-6 y 6-0, en 2 horas y 7 minutos de juego. La española de origen venezolano jugará por los cuartos ante Serena Williams, con la que perdió en Australia 2013 pero a la que derrotó en Roland Garros 2014, victoria que disparó su popularidad.

Djokovic se deshace de Verdasco

Poco antes del partido de Ferrer, el serbio Novak Djokovic resolvió una situación conflictiva (3-5) en el desempate del primer set y despidió a su amigo Fernando Verdasco por 7-6, 6-3 y 6-4. Apoyado en un gran servicio, Verdasco llegó a forzar el desempate en la primera manga contra ‘Nole’. Tras ese 3-5, cometió dos fallos seguidos, una doble falta y una ‘caña’ y dejó escapar la oportunidad. Y Djokovic no perdonó después para ganar al semifinalista en 2009, con 50 errores no forzados del español.

Al final del encuentro, Djokovic elogió a Verdasco y comentó que es "un gran jugador". Admitió que está en Melbourne "totalmente en forma". El serbio se enfrentará en octavos contra el luxemburgués Gilles Muller, que dio la sorpresa al derrotar a John Isner, 19 favorito, y último estadounidense en el cuadro, por 7-6, 7-6 y 6-4.

Etiquetas