Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Expediente a una hidroeléctrica por incumplir el caudal mínimo

La CHE amenaza a la empresa Hidro Nitro con un procedimiento de caducidad de la concesión, si no respeta las limitaciones ambientales en el Cinca

Tres meses después de que la Confederación Hidrográfica del Ebro aprobara los caudales ecológicos en los ríos Cinca y Ésera, el organismo de cuenca ha abierto el primer expediente sancionador por su incumplimiento. Va dirigido contra la empresa Hidro Nitro, propietaria de cinco saltos en esos cauces y que como titular de una concesión está obligada a respetar las restricciones ambientales que se le imponen para garantizar la supervivencia de la fauna piscícola.

En concreto, el expediente afecta a las centrales de Arias I y II, en el Cinca. Según las mediciones, por el puente de las Pilas, situado aguas abajo, debían pasar 2,70 metros cúbicos por segundo (caudal mínimo fijado para los meses de diciembre y enero), pero ha circulado menos de 1 m3/s. También se ha podido comprobar el incumplimiento en la estación de aforos de la acequia de Enate.

El expediente se acaba de incoar, pero la Confederación ya ha advertido de que enviará un requerimiento a la empresa diciéndole que si reitera la infracción, abrirá contra ella un procedimiento de caducidad de la concesión. La central de Arias I data de 1973 y la de Arias II se remonta a 1915, aunque se amplió en 1979.

Tras la aprobación del plan hidrológico del Ebro, la CHE triplicó los caudales mínimos en un tramo de 35 kilómetros aguas abajo de la presa de El Grado, donde alcaldes y pescadores llevaban casi 40 años denunciando que el río estaba seco por su sobreexplotación. Las hidroeléctricas y los regantes votaron en contra.

Los pescadores aseguran que Hidro Nitro no los ha respetado en estos meses. El presidente de la asociación de Barbastro, Salvador Ferragut, declaró que el expediente no le ha sorprendido y denunció que es la empresa la que decide "cuánta agua va al río".

Etiquetas