Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

4.700 personas encadenaron más de 11 contratos el año pasado en Aragón

Prácticamente la mitad llegaron a estampar su firma en 14 o más finiquitos en solo 365 días.

La hostelería sufre una alta temporalidad
4.700 personas encadenaron más de 11 contratos el año pasado en Aragón
M. Castejón

Más de 11 contratos de trabajo en un solo año. Una situación de absoluta precariedad laboral que el año pasado encararon hasta 4.686 aragoneses, según se desprende de los datos del Servicio Público de Empleo Estatal, que reflejan la gran temporalidad en la contratación en las tres provincias de la Comunidad.

El panorama laboral es especialmente inestable para la mitad de ellos. Un total de 2.300 estamparon su firma en al menos 15 acuerdos laborales diferentes, ya sea en una misma empresa -una práctica muy extendida dentro del sector sanitario- o en varias, donde destacan sectores como el de la hostelería.

El pasado año fue el de mayor incremento de la rotación desde 2005 situándose, tanto la media provincial como la nacional, en 2,52 contratos por persona. Este hecho matiza considerablemente la evolución de la contratación ya que, a pesar de haber aumentado los contratos, el número de personas beneficiadas se ha reducido.

La alta rotación en el mercado laboral es la consecuencia directa de la contratación temporal. A lo largo del año pasado, apenas un 7,95% de los 462.804 acuerdos laborales rubricados en la Comunidad fueron de carácter indefinido.

Una temporalidad que se ceba con algunas actividades económicas como las administrativas y servicio auxiliar (cuyo índice de rotación -contratos por trabajador- alcanzó el 3,58), hostelería (2,58), las actividades sanitarias y de servicios sociales (2,80) y las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (2,34).

Verano, época de rotación

Los meses de julio, mayo y septiembre son en los que se sellaron más contratos de trabajo el pasado año. "Son meses en los que se disparan los contratos para cubrir la demanda de la hostelería en verano y para relevar a los compañeros con contratos más estables que se van de vacaciones", explican desde UGT, que critican "la crudeza y temporalidad de un mercado laboral resultado de las reformas".

Etiquetas