Aragón

La geografía del cáncer en Aragón

Los habitantes de Zaragoza y su entorno presentan mayor riesgo de morir por distintos tumores que los del resto de la Comunidad, según un estudio nacional del Instituto Carlos III.

Dime dónde vives y te diré qué riesgo tienes de morir por ciertos tumores. La contaminación y el cambio de hábitos parecen estar detrás de los mayores índices de probabilidad de verse afectados por un cáncer que presentan los habitantes de Zaragoza y su entorno respecto a los del resto de Aragón. Así se desprende de un estudio a nivel estatal publicado recientemente por investigadores del Centro Nacional de Epidemiología, dependiente del Instituto Carlos III.

Han elaborado el mayor mapa del cáncer en España analizando un millón de fallecimientos ocurridos entre 1989 y 2009. Aunque los patrones han ido cambiando, como en el resto de las comunidades, Aragón aparece en la mayoría de los casos por debajo de la media nacional o en cifras estándar, si bien el área metropolitana de la capital sí presenta índices más altos.

El estudio, liderado por el epidemiólogo Gonzalo López-Abente se centra en los datos de mortalidad por tumores de pulmón, colon, próstata, mama, estómago y vejiga en los 8.073 municipios españoles. El documento recuerda que su incidencia no se puede entender sin tener en cuenta "la interacción entre los diferentes factores ambientales y genéticos", pero advierte de que los patrones espaciales pueden revelar diferencias en los factores de riesgo "y contribuir a establecer políticas para luchar contra el cáncer en diferentes áreas y grupos de población".

Los expertos que trabajan en Aragón coinciden con la investigación y hablan de una incidencia "razonable" en la Comunidad. "No hay una situación que tengamos que atajar en comparación con otras autonomías", afirma Ángel Lanas, catedrático de Patología médica de la Universidad de Zaragoza y jefe del servicio de Digestivo del Hospital Clínico.

El cierzo rebaja el riesgo

No le sorprende que en la mayoría de los mapas -que muestran la mortalidad en función del sexo y la clase de cáncer- Zaragoza sea la zona con más incidencia, aunque en el peor de los casos, el riesgo se sitúa como máximo entre un 10 y un 13% por encima de la media, muy lejos del 50% de zonas de Extremadura, Andalucía o Galicia.

La razón de que la capital ‘destaque’ en el ranquin, según Lanas, es que es un área urbana, lo que condiciona en buena medida los hábitos de los residentes, ya que "la forma de vida en la ciudad es más sedentaria". Igualmente influyen la contaminación, si bien aclara que "el cierzo hace que sea menor" que en otras grandes urbes. Por ello, considera que en los casos de cáncer de pulmón la principal causa es el tabaquismo.

Reconoce que en el periodo estudiado, las muertes por esta causa se han incrementado, si bien hay que destacar que la mayor parte de Aragón está por debajo de la media, especialmente el Pirineo y Teruel. En las mujeres ha crecido algo más por el mayor consumo de tabaco. Eso sí, en los próximos años se prevé una tendencia a la baja por las prohibiciones.

También el tabaco y la contaminación están detrás de muchos cánceres de vejiga, recuerda el especialista, y el riesgo de sufrirlo crece en el entorno de industrias químicas, como muestran los mapas. En Aragón, estas se concentran en los alrededores de Zaragoza, y allí se registran más casos que la media en hombres, mientras que en mujeres son las de Huesca las que la superan ligeramente.

Distintos son los factores que favorecen los tumores del aparato digestivo, ya que según el jefe de servicio del Clínico, se cree que están relacionados con el nivel económico, de forma que los de estómago afectan más a la población con menos recursos, y lo contrario ocurre con los de colon. Esto explicaría que sea en el norte de la Comunidad donde hay una mayor incidencia del de estómago debido a los hábitos alimentarios que persisten en las zonas rurales, con ingestas más elevadas de embutidos o productos ahumados.

No obstante, esta patología sigue cayendo por la mejora de las condiciones higiénicas y el mantenimiento de la cadena del frío. Lo contrario sucede con las de colon, que suben "por los cambios en la forma de vida y la incorporación de nuevos alimentos a la dieta". El incremento de este cáncer es "el que más preocupa", afirma Lanas.

Y sobre las razones por las que Teruel aparece mejor que la media en casi todos los mapas, Lanas admite que presenta menos incidencia, pero considera que hay que relativizar los datos ya que "es una provincia rural con poca población y las fluctuaciones se notan menos".

Etiquetas