Despliega el menú
Aragón

"La gente en Cuba está muy contenta, lo que cuenta es que mejore su calidad de vida"

?La comunidad cubana afincada en Aragón acoge con alegría el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Un mural de contenido revolucionario en La Habana
Un mural de contenido revolucionario en La Habana
Alejandro Ernesto (Efe)

En Aragón viven en la actualidad 1.340 cubanos, según los últimos datos del Instituto Aragonés de Estadística, que incluye también a quienes disponen de la nacionalidad española. La jornada de este miércoles fue histórica para todos ellos.

Frankel Garrido, profesor de música afincado en Zaragoza, cuenta que se enteró de la noticia al recibir un correo electrónico de su hermano, que vive en Cuba.

“Es algo que debería haber pasado hace mucho tiempo. Estamos a solo unos kilómetros de distancia pero parece que nos separa un muro enorme”, señala Garrido. “Además, es que todo el mundo en Cuba tiene un familiar viviendo en EE. UU”, afirma.

Vladimir Soca es técnico de iluminación de espectáculos y lleva más de diez años residiendo en Zaragoza. "La gente está muy esperanzada. Después de 53 años Cuba tiene una gran oportunidad de iniciar el camino hacia la democracia", explica Soca.

"Es una gran noticia para todos. La gente en Cuba está muy contenta y lo importante es que el país gane. No es cuestión de colores ni de quién gobierne, lo que cuenta es que mejore la calidad de vida de la población", asegura Frankel Garrido.

"Es una noticia fantástica que nos ha emocionado mucho a todos. Será bueno para los dos países, y ayudará a que la población cubana sea más independiente", señala Vladimir Soca. 

"Yo soy de la generación de quienes ya nacieron con el embargo. Miles de personas hemos crecido con el odio y el rencor que ambas naciones se han profesado - apunta Soca -. Por eso, este es el momento para que ambos dirigentes se sienten y hablen las cosas en un despacho, cara a cara, no desde una tribuna o con la mera intención de hacer propaganda".

Sin embargo, aunque se estén retomando las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU, Frankel Garrido explica que "el bloqueo sigue vigente y serán los republicanos quienes tengan que ponerle fin". Y es que Barack Obama se encontrará en los próximos meses con la tarea de convencer a la oposición, con mayoría tanto en el Congreso como en el Senado, de la necesidad de abrir una nueva etapa en las relaciones con Cuba. 

"Lo que está claro es que Cuba necesita desarrollo y vías de crecimiento para vivir, no solo para sobrevivir", explica Garrido. "No es cuestión de que ahora Cuba se convierta en un país ultra capitalista, pero sí debe haber una apertura comercial, porque en Cuba hay mucha demanda, pero no hay oferta", concluye Garrido.

Tanto Soca como Garrido, afincados desde hace ya una década en Aragón, no tienen pensado regresar a su país -excepto en vacaciones- ya que han formado su familia y tienen su hogar en Zaragoza.

Sin embargo, desde que Raúl Castro decidiera abrir la puerta a la creación de pequeños negocios, han sido varios los cubanos que vivían en Aragón y han vuelto a su país. "Tengo un amigo que tenía trabajo fijo aquí, pero se fue con su pareja y montaron un pequeño restaurante en La Habana que les funciona de maravilla", explica Soca.

Etiquetas