Aragón
Suscríbete por 1€

El nivel de lindano en el Gállego baja y ya permite empezar a llenar La Sotonera

La entrada de agua seguirá mientras no se prevean lluvias, que podrían causar un repunte.

Imagen de archivo de La Sotonera, que ayer estaba al 33% de su capacidad, con solo 63 hectómetros
El nivel de lindano en el Gállego baja y ya permite empezar a llenar La Sotonera
J. B.

Con casi dos meses de retraso sobre la fecha habitual, el agua del Gállego volvió a entrar ayer en el embalse de La Sotonera, después de que se haya constatado una reducción de las concentraciones de lindano en el río. A la vista de la tendencia a la baja en las concentraciones del pesticida –procedente del antiguo vertedero de Inquinosa en Bailín (Sabiñánigo)–, que desde octubre superaban los niveles permitidos para el abastecimiento, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) autorizó retomar el llenado del pantano derivando aguas desde el Gállego, una maniobra que se inició ayer por la mañana.

Además de su uso para riego, del pantano beben 72 poblaciones del sur de la provincia de Huesca y de la de Zaragoza, que desde principios de noviembre se surten por precaución del Cinca para evitar la contaminación de sus captaciones, que sí afectó a una decena de localidades ribereñas que tomaban el agua del río y en los que se prohibió beber del grifo.

Según informó la CHE, ayer se derivaron a La Sotonera unos 15 metros cúbicos por segundo, que se traducen en alrededor de 1,2 hectómetros cúbicos de aumento en las reservas. No obstante, a partir de hoy está previsto que lleguen los caudales desembalsados aguas arriba por el sistema de Búbal-Lanuza, que se sitúan en 20 m3/s, lo que permitiría aumentar la entrada en el embalse hasta los 30m3/s. Con ello, su nivel aumentaría 2,5 hm3 diarios, según los cálculos del organismo de cuenca.

Ayer almacenaba 40 hm3 útiles, pero según el presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, serían necesarios unos 100 más "para no tener demasiados problemas" durante la próxima campaña. Ahora esperan seguir engrosando las reservas durante al menos los próximos ocho días, para los que no se esperan lluvias. De hecho, la Confederación dejó claro que la entrada de caudales continuará "hasta que existan previsiones de un nuevo episodio de lluvias que puedan afectar al barranco de Bailín" –foco de la contaminación donde está colaborando con la DGA en la limpieza de lodos–, y que podrían conllevar un aumento de las concentraciones de lindano en el río Gállego. En ese caso, se realizarán nuevos muestreos y análisis, explicó la CHE, que informó de la medida a la DGA, a la Comunidad de Riegos del Alto Aragón y otros usuarios.

La decisión de iniciar el llenado de La Sotonera, indicó el organismo de cuenca en un comunicado, se ha tomado después de comprobar, en varias series de análisis realizadas en su laboratorio de calidad de aguas, que la concentración de lindano en el río "presenta una tendencia claramente descendente y que, además, se sitúa por debajo de los niveles admitidos para abastecimientos de agua de boca". Así, en la presa de La Peña, el pasado domingo había 0,04 microgramos/litro del isómero alfalindano, cuando el máximo permitido es 0,1. En Ardisa, el mismo día, estaba en 0,03, y en el azud de Camarera, en el Bajo Gállego, se registraron 0,06 microgramos/litro el día 4.

Etiquetas