Aragón
Suscríbete

Récord de público en la Feria de la Trufa con 22.000 visitantes

Sarrión refuerza su posición como principal centro truficultor de Europa y ya planea una ampliación del recinto ferial.

La XIV Feria Internacional de la Trufa (Fitruf) de Sarrión cerró ayer sus puertas después de tres días de actividad con récord de público. Este evento centrado en la truficultura y en la promoción de la trufa como recurso gastronómico recibió 22.000 visitantes, 2.000 más que el máximo anterior. Una portavoz del equipo organizador reconoció que en muchos momentos "no se podía andar por los pasillos del recinto".

El alcalde, Narciso Martín, ya anunció en la inauguración que, dado el empuje que registra la feria, el Ayuntamiento trabaja en un proyecto para ampliar los pabellones. El presidente del comité organizador, Joaquín Doñate, resaltó la necesidad de ganar espacio para dar cabida a los expositores que se han quedado fuera y, sobre todo, para el público, "que en algunos momentos no ha cabido en un recinto que parecía el metro de una gran ciudad en hora punta".

Durante los tres días de actividad, se han concretado operaciones de compraventa de trufa por un volumen que ronda los 100 kilos con una cotización media de 700 euros por kilo. El recinto ha sido visitado por delegaciones extranjeras procedentes de Argentina y Nueva Zelanda, entre otros países. El sector recibió con ilusión el anuncio de que a primeros de 2015 empezarán las obras para poner en regadío 952 hectáreas de truferas en Sarrión.

La última jornada de actividad estuvo centrada en los concursos de buscadores de trufa para adultos e infantil y en el certamen gastronómico. El primer premio de cocina con trufa se lo llevó José Ramón Guillén con un ‘Paté de perdiz sobre reineta blanca’, mientras que el segundo y tercer puesto fueron para María Redón y Carmen Villanueva.

El concurso de búsqueda de trufas con perros lo ganó Alicia Bertolín, seguida de Pedro Martín y Javier Acedo. En la categoría infantil –para menores de 14 años–, se impuso Raúl Perales, seguido de Samuel Gonzalvo y Miguel Martín. El público pudo seguir las evoluciones de los concursantes en un campo trufero contiguo al recinto ferial.

En la clausura se entregó la recaudación de la subasta de las trufas ganadoras de los concursos de tamaño y calidad y de las segundas clasificadas a la Asociación Española Contra el Cáncer.

Etiquetas