Aragón
Suscríbete por 1€

Banda ancha, rebajas fiscales y ayudas para sobrevivir

El proyecto de investigación Serranía Celtibérica aspira a ser un centro piloto y de referencia de la UE.

Para tratar de reanimar a estos pueblos biológicamente muertos, el proyecto de investigación Serranía Celtibérica apuesta por llevar a cabo una estrategia global para crear una marca de prestigio y promoción conjunta, así como por captar ayudas económicas específicas. Pero hay otros temas, como conseguir banda ancha o apostar por medidas como las rebajas fiscales, que también son clave para la supervivencia de estos desiertos demográficos.

Para Francisco Burillo, catedrático de la Universidad de Zaragoza que impulsa este proyecto que aspira a ser un centro piloto y de referencia de la UE, la primera acción que hay que poner en marcha es la de conseguir una marca de prestigio. Para ello, la cultura celtibérica deberá ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Burillo reconoce que, a veces, no ha sido problemas de inversiones, sino de que no ha existido una política global. Como ejemplo señala el polígono industrial de Orihuela del Tremedal, vacío desde hace 15 años.

"Si queremos que haya nuevos pobladores, el tema de la banda ancha es fundamental para que gente que trabaja desde casa, pueda hacerlo viviendo en un lugar más tranquilo –apunta Burillo–. Queremos establecer proyectos realistas de desarrollo sostenible".

La segunda acción prevista es la de realizar un estudio interdisciplinar sobre la situación del territorio respecto a la población que realmente vive en invierno, así como inventariar los recursos patrimoniales y recoger propuestas.

La tercera acción sería crear el MASC (Museo Abierto Serranía Celtibérica) que, por su extensión de 65.825 kilómetros, será el más grande del mundo. Un producto turístico que englobe todo el patrimonio natural y cultural que permita una promoción conjunta nacional. Además de la oferta global, para los Montes Universales se realizará una oferta por territorios naturales.

Burillo señala como cuarta acción potenciar el desarrollo endógeno y optimización del medio rural, recuperando la agricultura y ganadería tradicionales. Ya se ha creado la marca ‘Calidad de Altura’, propuesta por Jesús Alba, alcalde de Checa (Guadalajara), que se extenderá a todos los Montes Universales.

Por último, demandar lo legislado por la UE, ya que la Serranía Celtibérica reúne tres de los seis condicionantes que marca la UE para recibir ayudas especiales (es zona de montaña, región de montaña y zona despoblada). Aquí se incluye la implantación de banda ancha y reducción del CO2.

Etiquetas